Omisión y negligencia del Estado revictimiza a familiares del líder asesinado Mario Castaño

El domingo 26 de noviembre, a eso de las 9:30 p.m., en el predio La Florida se realizó el levantamiento del cadáver del líder reclamante de tierras asesinado Mario Castaño Bravo; el cuerpo sin vida, fue trasladado hasta Bajirá y hacia las 5:00 a.m. a Mutatá; alrededor de las 7:00 p.m. le informaron a la familia que ante la ausencia de médico legista y medios técnicos que posibilitaran conservar la cadena de custodia, el cuerpo sin vida del líder reclamante de tierras sería trasladado hacia la ciudad de Medellín.

La grave omisión y negligencia de los entes locales generó un nuevo proceso de revictimización en la familia, hoy los actos fúnebres deberán realizarse en cofre sellado, rompiendo con las prácticas culturales propias de la región.

Sumado a lo anterior, el 27 de noviembre en el marco de las acciones legales que se derivan de un homicidio, los hijos de Mario Castaño Bravo presentaron la respectiva denuncia ante la Estación de Policía de Chigorodó, procedimiento adelantado ante el subintendente Franci Giraldo López.

El policial en abuso de autoridad y flagrante omisión, se negó a entregar copia de la denuncia, argumentando que ya la había enviado a la ciudad de Medellín.

El subintendente retuvo la cédula del líder asesinado, afirmando que había sido enviada a la Fiscalía, Seccional Medellín para darle de baja.

Al igual que la cédula de Mario, las cédulas de ciudadanía que corresponden a María Enna Castaño, José Manuel Castaño y Carlos Mario Castaño, hijos del Mario Castaño Bravo, fueron despojadas por los perpetradores del crimen; así como tres teléfonos celulares.

Ante los legítimos miedos y la zozobra por las operaciones armadas ilegales que favorecen a los despojadores históricos de los territorios colectivos de Jiguamiandó, familiares del asesinado líder reclamante de tierras Mario Castaño Bravo saldrán temporalmente de la Zona de Biodiversidad “Árbol del Pan”.

Urge la intervención del Estado para evitar posibles saqueos y destrucción de bienes mientras realizan las honras fúnebres y deciden regresar al predio los familiares del líder asesinado Mario Castaño.

Bogotá, D.C., noviembre 29 de 2017

Comisión Intereclesial de Justicia y Paz

 

Leave a Reply