El fin no ha sido fugarnos – Mujeres reclusas en El Buen Pastor Bogotá

Por: Detenidas de la Reclusión de mujeres El Buen Pastor de Bogotá

El pasado 21 de marzo de 2020 en las horas de la noche y luego de escuchar las noticias y de ver que no se tomaban medidas de prevención para la población carcelaria, quisimos manifestar nuestras inconformidades, para que nos escucharán mediante “un carcelolazo”.

Todo venía de manera tranquila cuando de un momento a otro ingresó la guardia con agresiones verbales, humillaciones y abusando del poder que tienen, al punto de utilizar armas neumáticas contra algunas internas asignadas al patio 5. Ellas son: Marienela Arévalo del tramo 2A, Camila Espinosa y Katherine Rodríguez del tramo 1A. En sus cuerpos se puede observar los perdigones y balines. Ellas no han sido llevadas a sanidad y según su información, estas lesiones fueron causadas por el dragoneante Reyes (mono, bajito)

A Katherine Rodríguez le dispararon en 5 oportunidades en las piernas a una distancia muy corta, mientras esta recogía la ropa. Esta interna tiene un tumor en la cabeza y su situación de salud es delicada pues está condición le genera parálisis en el cuerpo en algunas ocasiones, razón por la que fue ubicada en el patio 5 (por discapacidad). Al día siguiente de ser agredida presentó fiebre pero no la atendieron, ni le dieron permiso de ir a sanidad, al contrario, cuando bajo a recibir el desayuno fue amenazada por la cabo Ivone, quien le advirtió que la van a trasladar al patio 9, que es cuestión de días. Esta advertencia se la repitió cuando bajó de nuevo a recibir el almuerzo. Katherine tiene pendiente un examen médico de resonancia desde hace 4 meses, pero aún no se lo han practicado.

Es claro que la guardia tiene un concepto de autoridad medieval o sea antiguo, ya que después de estos hechos fuimos castigadas encontrándonos en estos momentos empasilladas o encerradas dentro del tramo, lo que no nos permite tener comunicación con los demás tramos y mucho menos con los otros patios, en donde sabemos, hay mujeres golpeadas con mucha violencia por que fue fácil observar el paso de las camillas y escuchar gritos de desesperación para que no las agredieran.

El único interés que nos motivaba el 21 de marzo, es el de velar por nuestra integridad física y psicológica, ya q nuestros derechos están siendo vulnerados en su totalidad. Muestra de eso: hoy al desayuno se nos suministró un pan con 10 gramos de queso y agua café. El tiempo entre una comida y otra es muy largo sin la posibilidad de adquirir algún producto del expendio, ya que no lo han abierto también como parte del castigo.

En la noche de ayer la interna Yolanda Payán quien llegó hace 15 días a la reclusión proveniente de Australia y quién según su información realizó una escala en España presentó síntomas de fiebre alta malestar con el que venía hace varios días pero que solo con la insistencia de su compañera de celda fue atendida y aislada del patio, desconocemos su situación al día de hoy

Finalmente queremos hacer claridad en que en ningún momento se han planteado fugas son medidas que hemos tomado ante la indiferencia del Inpec y del mismo gobierno nacional. Somos seres humanos no un número más que custodiar.

Leave a Reply