Sectores gubernamentales intentan legalizar la ilegalidad

Funcionarios del Ministerio del Interior con empresarios ocupantes de mala fe intentaron legalizar la ilegalidad con la supuesta devolución voluntaria del territorio y segundos después suscribir un contrato de usufructo en los territorios de Curbaradó y Jiguamiandó con el cuestionado Germán Marmolejo.

La expedición del Auto de la Corte, el 18 de mayo, coincidió con la pretensión de este nuevo mecanismo de sostenimiento de los intereses empresariales en agronegocios de la palma, banano y ganadería extensiva.

Hoy continúan las operaciones empresariales y las amenazas a líderes como Enrique Petro, Ligia Chaverra, Manuel Blandón, Eustaquio Polo, quienes han liderado las denuncias contra los paramilitares y empresarios e inspiradores de las Zonas Humanitarias y Zonas de Biodiversidad, e igualmente contra Darwinson Valoyes. A La campaña de desprestigio y difamaciones persiste a través de Germán Marmolejo pretendiendo distorsionar la realidad y propiciar una imagen positiva al sector empresarial beneficiario del paramilitarismo.

[http:www.pensamientocolombia.org/DebateNacional/?p=14164

 > http:www.pensamientocolombia.org/DebateNacional/?p=14164]

Marmolejo es cuestionado por abusos de autoridad, amenazas, arbitrariedades para asegurar los intereses de los empresarios ocupantes de mala fe. Recientemente amenazó a un integrante del consejo comunitario menor por su eventual participación en una reunión para aplicar el Auto de la Corte Constitucional conforme a Derecho. A pesar de todas las denuncias este continúa sin ningún recato amparado por sectores gubernamentales. Las fuerzas militares han sido convocantes de reuniones dirigidas por Marmolejo, sin que este sea su papel.

En medio de la evidencia de la existencia del conflicto armado interno, de las operaciones propagandísticas de las FARC EP, de las operaciones paramilitares consentidas por la Fuerza Pública continúa la exigencia de restitución de la propiedad por parte de los consejos menores comunitarios de Curvaradó y Jiguamiandó

Ver Constancia y Censura Ética en: http://justiciaypazcolombia.com/Nuevo-articulo,3351

Bogotá, D.C. 16 de junio de 2010

COMISIÓN INTERECLESIAL DE JUSTICIA Y PAZ