Acuerdos de Paz

Pronunciamiento e invitación de SINTRAUBPD

Comunicado público 1

El 22 de diciembre de 2020, un grupo de servidoras y servidores públicos decidimos, en ejercicio de nuestro derecho fundamental y constitucional a la libre asociación, conformar el Sindicato de Trabajadoras y Trabajadores de la de la Unidad de Búsqueda de Personas Dadas por Desaparecidas “Omaira Montoya Henao” (SINTRAUBPD). Lo hemos hecho conscientes de que este medio de reivindicación de derechos es, ante todo, una forma de contribución al fortalecimiento de la democracia y porque reconocemos la potencia transformadora que entraña pensar y actuar juntos. Entendemos que el ejercicio sindical en los mecanismos de justicia transicional es importante en un país como Colombia donde las personas sindicalizadas han sido perseguidas, asesinadas y desaparecidas. La garantía del derecho a sindicalizarse es uno de los cambios que deben hacer las instituciones para que el ejercicio de derechos sea signo de la democracia y el Estado de Derecho y nunca más motivo de violencia.

Somos un sindicato comprometido con la implementación del Acuerdo Final de Paz para la Terminación del Conflicto y la Construcción de una Paz Estable y Duradera, que pretende contribuir de manera constructiva al cumplimiento efectivo y urgente del mandato humanitario y extrajudicial para la búsqueda y localización de las personas dadas por desaparecidas, otorgado por el artículo 3 transitorio del Acto Legislativo 01 de 2017 a la Unidad de Búsqueda como parte del Sistema Integral de Verdad, Justicia, Reparación y No Repetición.

Entendemos la UBPD como un mecanismo excepcional en los procesos de paz en el mundo, una expresión de la conciencia humanitaria que se ha formado a partir del sufrimiento generado por la guerra y una oportunidad extraordinaria que no volverá a tener nuestra generación en este país. Por eso, debemos estar a la altura histórica, obrar conforme a una ética de la responsabilidad pública que se ocupa de las consecuencias de hacer u omitir, y honrar con el cumplimiento del mandato — mediante una acción pública eficaz y oportuna— la lucha de las organizaciones sociales y los familiares que, por décadas, han perseverado tanto en la denuncia de las distintas formas de desaparición en el marco del conflicto armado como en el desarrollo de ingentes esfuerzos de búsqueda, en un contexto político e institucional siempre adverso. Encontrar a los desaparecidos y dar respuestas a quienes buscan, así como al país en general, es el único resultado que se espera de la Unidad y esa tarea imperativa no admite más demoras.

Consideramos, de conformidad con la jurisprudencia de la Corte Constitucional, que las medidas humanitarias y extrajudiciales para la búsqueda de los desaparecidos deben ser adoptadas con celeridad y efectividad para la salvaguarda de los derechos fundamentales comprometidos con ocasión de la desaparición, la satisfacción oportuna de los derechos a la verdad y reparación de las víctimas, y el cumplimiento de las obligaciones del Estado con la búsqueda de personas desaparecidas. Entendemos, como lo plantea el Decreto Ley 589 de 2019, que existe una relación entre la inmediatez con la que se lleva a cabo la búsqueda y su efectividad, que es imperativo atender el llamado de urgencia que sobre esta materia han realizado los organismos internacionales y las organizaciones sociales al Estado. La norma le ha dado la Unidad de Búsqueda las facultades necesarias para proceder sin tardanza y evitar así la destrucción o desaparición de los cuerpos esqueletizados, de modo que no se puede actuar de manera contraria sin desconocer la ley y vulnerar el derecho de las familias y las organizaciones a conocer la suerte y el paradero de sus seres queridos.

En consecuencia, para contribuir al cumplimiento del mandato legal acatando los principios de celeridad y efectividad en la adopción de medidas humanitarias y extrajudiciales, esperamos tener como sindicato un diálogo respetuoso, horizontal, propositivo y constructivo con la Dirección General de la Unidad de Búsqueda. Esperamos ser escuchados y aspiramos a que se produzcan los cambios institucionales necesarios para encontrar eficientemente a los desaparecidos. Asimismo, queremos mantener un diálogo edificante con las distintas organizaciones defensoras de derechos humanos y demás sectores sociales comprometidos con la implementación del Acuerdo Final de Paz.

De igual manera, consideramos que el adecuado funcionamiento de la Unidad de Búsqueda comprende no sólo el pleno cumplimiento de lo previsto por el legislador, sino también la existencia de condiciones laborales dignas, justas, equitativas, seguras, saludables y no degradantes para la dignidad humana, que permitan a cada uno de los trabajadores y trabajadoras el desarrollo de sus potencialidades y capacidades creativas, intelectuales y morales, así como el pleno respeto a sus derechos. Así, nuestra agenda comprende la reivindicación de la estabilidad laboral, el respeto y reconocimiento al derecho de asociación sindical, y la prevención y eliminación del acoso laboral. Pretendemos el cambio en la naturaleza del empleo público para los cargos no directivos, consistente en demandar la implementación del empleo público de carrera en lugar del empleo de libre nombramiento y remoción que está sujeto a la discrecionalidad. Reivindicamos el derecho de sindicación en honor a los sindicalistas que fueron víctimas de desaparición forzada y en rechazo a los actos de discriminación antisindical. Repudiamos las distintas formas de acoso laboral (maltrato, persecusión, discriminación, entorpecimiento, inequidad y desprotección) y reclamamos la adopción de una política de tolerancia cero que comprenda medidas preventivas y correctivas.

Finalmente, convocamos de manera fraterna a todas las trabajadoras y trabajadores de la Unidad de Búsqueda de Personas Dadas por Desaparecidas a formar parte de esta organización sindical para la defensa de sus derechos laborales, para abogar por la implementación del Acuerdo Final de Paz, para impulsar y velar por el cumplimiento del mandato humanitario y extrajudicial de la Unidad con el fin de encontrar a los desaparecidos. También invitamos a las trabajadoras y trabajadores de la Jurisdicción Especial para la Paz y la Comisión de Esclarecimiento de la Verdad a vincularse activamente a este proceso con el propósito común de defensa del Acuerdo como parte de la construcción y realización del derecho a la paz, así como del Estado Social de Derecho.

Correo electrónico: [email protected]