Líderes de restitución amenazados y desplazados

En medio de la expectativa creada por el eventual sometimiento de las autodenominadas AGC, o Clan del Golfo se conocen nuevas amenazas de sus integrantes sobre algunos líderes de bajo Atrato y la operación ilegal y arbitraria de Baldoyno Mosquera, cuestionado representante legal de Pedeguita y Mancilla que autoriza la destrucción de la Zona de Biodiversidad de la familia Polo.

La familia Truaquero de la comunidad de Cetino Nevera, territorio colectivo de Curvaradó se vio obligada a desplazarse el pasado viernes 13 de julio debido a amenazas de integrantes vinculados con los neoparamilitares en reacción a la captura realizada por unidades de la Fiscalía General de la Nación, el pasado día martes 3 de julio de Eder Martínez, alias “Patotas”.

A “Patotas” se le acusa de haber participado en el asesinato de Duberley Gómez, y luego de su captura dos nuevos integrantes de las AGC ingresaron a la comunidad para ejercer la presión y control poblacional. Duberley es familiar de los Truaquero.

La comunidad conoció que en represalias por la captura de “Patotas” las AGC asesinarían a un integrante de la familia Truaquero conformada por Rafael Truaquero, su esposa Marlian Gómez y sus hijos Juan Felipe y Gerson David, quienes se vieron obligadas a desplazarse.

Rafael Truaquero integrante de la familia ha liderado el proceso de exigencia de devolución del territorio. La familia abandonó su parcela dejando cuatro hectáreas de plátano en plena producción, dos hectáreas de yuca, media hectárea de arroz, maíz, aves de corral, equipos y herramientas de trabajo, cocina y demás muebles.

Igualmente, el pasado viernes 6 de julio a las 11.00 a.m., ingresaron a la Zona de Biodiversidad La Esperanza, ubicada en la Comunidad de Bijao, Territorio Colectivo de Pedeguita y Mancilla, de la familia Polo integrantes de las AGC

Siete hombres armados con armas largas y prendas militares anunciaron a los pobladores que iban a trabajar la tierra, acabando la Zona de Biodiversidad. Los armados agregaron que Baldoyno Mosquera, representante legal de Pedeguita y Mancilla, le cedió la tierra para sembrar coca.

Aunque los predios de la familia Polo están en territorios colectivos de Curvaradó, Mosquera ha autorizado operaciones ilegales y arbitrarias en la comunidad de Bijao Onofre, territorio colectivo de Pedeguita y Mancilla.

En junio del año 2016, Mosquera autorizó una ampliación ilegal y arbitrario con la siembra de su proyecto platanero que ha generado graves daños sociales y ambientales sin que el gobierno local ni nacional haya actuado.

El día jueves 5 de julio ingresó una retroexcavadora al predio de la familia Polo para canalizar, arrasando desde el año pasado 40 hectáreas de bosque primario. Según un poblador de la zona, Mosquera sostuvo que el negocio del predio de la familia Polo, lo negoció con un funcionario de Codechocó

Eleodoro Polo uno de los líderes de restitución y su familia se vio obligada a desplazarse por las amenazas de los empresarios que operan con sus grupos de intimidación avalados por Baldoyno Mosquera.

De acuerdo con un relato de un poblador, por los lados de La Casona donde está la siembra de palma cerca de la platanera de Mosquera en el Territorio Colectivo de Pedeguita y Mancilla, hay un campamento de las AGC que controla la zona.

Bogotá D.C., 17 de julio de 2018

Comisión Intereclesial de Justicia y Paz