ESMAD Centro Histórico de Popayán 28 de Abril de 2021 Fotografía de: Andrés Cruz

Comunicado a la opinión pública sobre el paro nacional en Colombia del 28 de abril del 2021

Ciudadanías por la Paz de Colombia, como organización de colombianos y colombianas residentes en Colombia y en el exterior, hace un llamado a la comunidad internacional para que se pronuncie contra la violencia policial que sufre el pueblo colombiano de forma sistemática, que exija la desmilitarización de las zonas urbanas, la desarticulación del escuadrón antimotines ESMAD y una reestructuración de fondo de las fuerzas del orden.

Así mismo Ciudadanías se pronuncia en contra de la violación sistemática de los derechos humanos cometida contra líderes y lideresas sociales, miembros de la oposición y firmantes de los acuerdos de Paz, hechos denunciados por varias ONG desde hace varios años.

Recurrimos al apoyo de la comunidad internacional, porque su apoyo es hoy más que nunca, esencial y necesario para generar una presión ante el gobierno colombiano con el fin de que se comprometa, de verdad, a respetar el proceso de paz, los derechos humanos y la dignidad, de los colombianos y para que utilice de forma transparente el presupuesto europeo destinado a apoyar la
paz en Colombia.

Mientras Colombia grita: ¡Auxilio! Buscamos, más que nunca, la solidaridad de [email protected] [email protected], [email protected], [email protected] y del mundo entero, en nombre de la dignidad humana y de la libertad. Comunicado de prensa y a la opinión pública sobre el paro nacional en colombia del 28 de Abril 2021

Desde el 28 de abril, el pueblo colombiano ha salido y sigue saliendo a las calles para exigir al gobierno del presidente Iván Duque, la supresión del proyecto de una nueva reforma tributaria injusta que busca aumentar los impuestos a la clase media y el IVA a productos de primera necesidad, pasando del 5 al 19%.

El gobierno ha escogido el momento más difícil que está viviendo el país, debido a la crisis sanitaria y social ocasionada por la pandemia, para presentar esta injusta reforma, en lugar de aumentar los presupuestos de la salud y de la educación que requiere la población.

A pesar del miedo al contagio, millones de colombianos han salido a marchar en todas las ciudades y rincones del país, algo bastante inédito. La protesta no concierne solamente el retiro de la reforma tributaria, sino toda la política del gobierno de Iván Duque Márquez y del partido mayoritario Centro Democrático, por haber bloqueado la implementación de los Acuerdos de Paz, por no proteger a los líderes sociales que son asesinados casi cotidianamente (más de 480 durante su mandato) además de la corrupción en todos los órdenes que ha caracterizado su gobierno. Los y las manifestantes exigen también la renta básica para las comunidades rurales e indígenas y para la gente de bajos recursos que ha sufrido con mayor fuerza las consecuencias de la pandemia.

 

Denuncia pública sobre la violación de DDHH en el marco de las protestas del Paro Nacional de Colombia del 2021

 

En su gran mayoría las protestas han sido pacíficas, incluso alegres y artísticas. Sin embargo se vieron empañadas por una minoría, algunos infiltrados, que realizaron actos de vandalismo. Antes de que estos ocurrieran la policía intervino de manera violenta, con uso desproporcionado de la fuerza e incluso disparando contra manifestantes indefensos. El saldo aumenta cada hora, se han reportado después de 5 días de manifestaciones: al menos 26 muertos, más de 400 personas mutiladas o heridas, más de 700 detenciones arbitrarias durante las cuales al menos 10 mujeres sufrieron violaciones sexuales, al menos 56 personas detenidas desaparecidas y numerosos allanamientos arbitrarios. El uso desproporcionado por parte de la policía, el ejército y la ESMAD (el nombre de CRS en Colombia) no es un hecho aislado. Durante la huelga nacional del 21 de noviembre de 2019, las protestas se vieron alteradas por enfrentamientos, ataques y asesinatos cometidos por el escuadrón antimotines ESMAD y la policía nacional.

Aquí evidencias de la violación a los derechos humanos por las fuerzas armadas:

 

Los responsables de estos hechos no han sido juzgados ni castigados en consecuencia. Lo más sorprendente, es que estas acciones fueron justificadas, incluso aplaudidas, por senadores y comandantes del ejército colombiano. Las declaraciones más graves provienen del ex presidente Álvaro Uribe Vélez, en su trino del 30 de abril de 2021 incita al uso de armas contra la población civil por parte de la policía.

 

El 2 de Mayo, el gobierno decidió retirar la reforma tributaria como una estrategia para calmar la tensión y escribir una nueva reforma sin consenso alguno con los representantes sindicales. Sin embargo, esa misma noche, se agravó la violencia contra la población civil, la policía y vehículos sin identificación, dispararon incluso con metralletas contra los manifestantes. Los organismos de derechos humanos requieren de toda la solidaridad de la comunidad internacional para denunciar estos crímenes de lesa humanidad.

Ciudadanías por la paz de Colombia Bogotá y París, 2 de Mayo de 2021

Imagen: Andrés Cruz

comunicado de prensa.docx-2

Leave a Reply