Carta Abierta a diversos Empresarios.

Carta Abierta a diversos Empresarios 

Somos hijos del amor y en la vida que nos ha sido dada, la guerra apareció. Ustedes y nosotros somos importantes para el país.

Desde estas horas de las memorias transformantes les escribimos para que juntos en las verdades hagamos el nuevo país sin violencias sustentado en la justicia social, ambiental, jurídica y de género.

Hemos sido parte de la guerra del país, 70 años de dolores en nuestras mentes, almas y cuerpos territoriales.

Los procesos que aquí firmamos lo hacemos desde nuestra condición de víctimas de la violencia y de la exclusión social en medio de las cuales hemos protegido, labrado la tierra, generado asociaciones productivas, ambientales.

Distinguimos claramente que las empresas son importantes para un país, como nuestras organizaciones.

Sabemos, conocemos y hemos vivido de primera mano que algunos de ustedes se protegieron con violencia, con sus propios miedos acumularon riqueza con violencia, con corrupción y con el poder desde el gobierno local, regional o cerntral. Algunos incluso han usado de los mecanismos y aparatos judiciales para criminalizar a nuestras comunidades.

Hoy a quienes persisten en realizar negocios con mentira, con violencia, con corrupción, con daños ambientales en nuestros territorios y con la riqueza que hay en los suelos y el subsuelo, sin pudor alguna, les llamamos a deponer el uso de la violencia en sus actividades productivas, a usar la sensible razón, en la que podemos aportar a toda la humanidad. Hay cosas que el dinero no puede comprar: ni el aire, ni las aguas, ni las ciénagas, ni los bosques, ni los páramos, ni el arraigo, ni los cuerpos, ni la vida de nadie.

Ustedes empresarios en las verdades sobre la violencia en que un sector es responsable, o en el reconocimiento de la corrupción o en la decisión de negarse a reformas tributarias injustas, y de asumir principios de derechos humanos y ambientales, darán un paso cierto a la paz, y a la posibilidad de la inclusión. Reiteramos estamos dispuestos a dialogar y crear un pacto socio ambiental de todos y para todos, democrático de verdad.

Entre esta guerra muchos de los que nos despojaron y se beneficiaron de la violencia, persisten en las mismas, hoy queremos decirles: ¡paren ya!

Les llamamos a mirarnos con respeto y buenos ojos. Tenemos nuestros saberes, nuestras técnicas y nuestros proyectos de vida, y desde ahí queremos dialogar para valorar y decidir juntos qué es posible y qué es imposible hacer en nuestros territorios. Iniciar diálogos directos respetuosos de los principios de Naciones Unidas sobre Derechos Humanos y empresas.

En las verdades estamos dispuestos a encontrarnos en cada uno de los territorios para dialogar sobre sus proyectos y nuestros proyectos de vida, valorando el pasado, el presente y el futuro para unas regiones incluyentes y sustentables en protección de la casa común que es nuestra madre tierra.

Aún con este desconocimiento de nuestros derechos, creemos que es un tiempo para el diálogo, para la verdad y las verdades, sin odios para reconocer y aportar a las verdades. Cuenten con nosotras y nosotros en ese ejercicio que requiere valentía y coraje.

A los empresarios que se han distanciado del uso de la violencia y que apuestan por un país de derechos, de respeto a los derechos territoriales, laborales y ambientales, les llamamos a construir rutas e iniciativas de paz, y encontrarnos con porpuestas como Universidad de Paz, Bosques de las Memorias, Ciudadela de Paz.

A todos sin miedo y sin temor los estamos esperando en nuestros territorios para desarmarnos de prejuicios y construir territorios incluidos.

Muchos de ustedes intentab hacer empresa con dificultades en la perspectiva de la paz, cumpliendo cabalmente los derechos fundamentales nuestros, respetando el ambiente, los ecosistemas, las fuentes de todas las vidas y las diferentes vidas, y con propuestas de acuerdos democráticos en donde todas y todos podemos ser parte en equilibrio y respeto por la vida.

Todos cuenten con nosotros y los invitamos a ser parte de un nuevo país.

Nuestros territorios, que son expresión de nuestro sentimiento, voluntad, razón y construcción de la Vida, están dispuestos a aportar para la auténtica paz, sostenible, sustentable en las verdades y la inclusión social y política.

Hemos aprendido que la paz incluye a todos y todas sin distinción alguna. Y se necesita un gobierno y un espíritu estatal para que eso sea posible. Por eso vamos a seguir caminando sin la violencia con nuestras memorias y saberes.

Firman,

Comunidades de Autodeterminación, Vida, Dignidad, CAVIDA, Territorio Colectivo de Cacarica, (Chocó).

Familias víctimas de Campamento, (Antioquia)

Asociación de Mujeres Desplazadas de Ríosucio, CLAMORES, (Chocó).

Cabildo Mayor Embera de Resguardo Urada Jiguamiando, CAMERUJ, (Chocó).

Comunidad Wounaan del Resguardo del Río Pichimá Quebrada desplazada en Docordó, Litoral San Juan, (Chocó).

Resguardo indígena Wounaan de Juin Phu Buur, Cacarica, (Chocó).

Resguardo Humanitario Ambiental SO BIA DRUA, Jiguamiandó, (Chocó).

Zona de Biodiversidad La Yulina, Territorio Colectivo de Curbaradó, (Chocó).

Zona de Biodiversidad El Retorno, Territorio Colectivo de Pedeguita y Mancilla, (Chocó).

Zona de Biodiversidad La Esperanza, Familia Polo, Territorio Colectivo de Pedeguita y Mancilla, (Chocó).

Zona de Biodiversidad Mary Hernández, Territorio Colectivo de Pedeguita y Mancilla, (Chocó).

Zona de Biodiversidad Mi Tierra, Territorio Colectivo de Pedeguita y Mancilla, (Chocó).

Zona de Biodiversidad Andalucía, Territorio Colectivo de Curbaradó, (Chocó).

Zona de Biodiversidad Caracolí, Territorio Colectivo de Curbaradó, (Chocó).

Zona de Biodiversidad La Yulina, Territorio Colectivo de Curbaradó, (Chocó).

Zona de Biodiversidad Colectiva El Hobo, Territorio Colectivo de Jiguamiandó, (Choco).

Zona de Biodiversidad Colectiva La Madre Unión, Territorio Colectivo de La Larga Tumaradó, (Chocó).

Zona Humanitaria Andalucía, Territorio Colectivo de Curbaradó, (Chocó).

Zona Humanitaria Camelias, Territorio Colectivo de Curbaradó, (Chocó).

Zona Humanitaria Caño Manso, Territorio Colectivo de Curbaradó, (Chocó).

Zona Humanitaria Caracolí, Territorio Colectivo de Curbaradó, (Chocó).

Zona Humanitaria Costa Azul, Territorio Colectivo del Curbaradó, (Chocó).

Zona Humanitaria Nueva Esperanza, Territorio Colectivo de Jiguamiandó, (Chocó).

Zona Humanitaria Pueblo Nuevo, Territorio Colectivo de Jiguamiandó, (Chocó).

Asociación de Víctimas de Inzá, “Sembradores de Paz”, (Cauca).

Red defensa del Agua la vida y el Territorio, (Cauca).

Grupo de Familiares de Ejecuciones Extrajudiciales, (Huila).

Grupo de víctimas del sur del Huila.

Resguardo Naexal Lajt del pueblo Jiw, Mapiripán, (Meta).

Corporación de mujeres campesinas de Nariño, Comucan.

Familias Consejos Comunitarios Tumaco, Nariño.

ADISPA como organización representativa de las 24 Comunidades de la Zona de Reserva Campesina Perla Amazónica, (Putumayo):

Comunidad de Agualongo.

Comunidad de Bajo Cuembí.

Comunidad de Bajo Lorenzo.

Comunidad de Bajo Mansoyá.

Comunidad de Baldío

Comunidad de Belén.

Comunidad de Bocana de Cuembí.

Comunidad de Buen Samaritano.

Comunidad de Camios.

Comunidad de Angosturas.

Comunidad de Chufiyá.

Comunidad de Comandante.

Comunidad de Frontera.

Comunidad de Guadalupe.

Comunidad de Juvenil.

Comunidad de La Alea.

Comunidad de La Española.

Comunidad de La Piña.

Comunidad de La Rosa.

Comunidad de Puerto Playa.

Comunidad de San Salvador.

Comunidad de Sevilla.

Comunidad de Toaya.

Comunidad de Zamora.

Asociación Consejo Regional Pueblo Nasa Kwesx Kxsaw, (Putumayo) conformado por:

Cabildo Alto Sinaí, Villa Garzón.

Cabildo Alto Suspisacha, Piamonte.

Cabildo Cerro de Guadua, Puerto Guzmán.

Cabildo Çxhab Wala, Villagarzon.

Cabildo Juan Tama, Puerto Guzman.

Cabildo Kiwe Nxusxa, Las Delicias.

Cabildo Kiwe U’kwe, Puerto Caicedo.

Cabildo Kiwe U’se, Nueva Palestina, Valle del Guamuéz.

Cabildo Kiwe Zxiçxkwe, Tierra Linda, Valle del Guamuéz.

Cabildo Kjwen Tama Luuçxwe’sx, hijos de Juan Tama, Mocoa.

Cabildo Ksxa’w Nasa, Alto Danubio, Puerto Asís.

Cabildo Kwe’sx Kiwe, Orito.

Cabildo Kwe’sx Kiwe. Puerto Asís.

Cabildo Kwe’sx Nasa çxayu’çe, Alto Coqueto, Puerto Caicedo.

Cabildo Kwe’sx Tata Wala, Puerto Caicedo.

Cabildo Nada Kiwe Puerto Leguizamo.

Cabildo Nada Tkuymatewe’sx, Orito.

Cabildo Nasa Fxi’w La Libertad, Puerto Asís.

Cabildo Pkid Kiwe, Los Guayabales.

Cabildo Sat’t Tama, Puerto Asís.

Cabildo Thä’ Tadx Kiwe, Loma Redonda, Villa Garzón.

Cabildo Yu’ Çxihme, El Libano, Puerto Caicedo.

Cabildo Yu’kh Zxiçxkwe, Selva Hermosa, Puerto Caicedo.

Cabildo Yu’luuçx, Las Minas, Puerto Asís.

Jerusalén, Villa Garzón.

Mühm Kiwe, Los Guaduales, Puerto Guzmán.

Resguardo Jerusalén San Luis Alto Picudito.

Resguardo Jxkase Kiwe, El Descanso, Puerto Guzmán.

Resguardo La Florida, Mocoa.

Resguardo Nasa Çxhab, Puerto Asís.

Resguardo Kiwnas Çxhab, Alto Lorenzo, Puerto Asís.

Resguardo Nasa Uh Los Gavilanes, Jardines de Sucumbíos, Ipiales

Resguardo Sek Kaanxi thä’ Kiwe Alpes Orientales, La Floresta, Alto Coqueto.

Resguardo Txitx U’kwe Kiwe, Porvenir La Barrialosa, Puerto Guzmán.

Resguardo Yu’ukwe Kiwe, Aguaditas, Puerto Guzmán.

San Luis Alto Picudito, Villa Garzón.

Santa Rosa de Juanambu, Villa Garzón.

Asociación de Familiares de Víctimas de Trujillo (Asfavit), (Valle del Cauca).

Asokoinonia de Río Chiquito, Trujillo (Valle del Cauca).

Consejo Comunitario de Cabeceras, Bajo San Juan, (Valle del Cauca).

Espacio Humanitario Puente Nayero, Buenaventura, (Valle del Cauca).

Resguardo Humanitario Santa Rosa de Guayacán, Calima, (Valle del Cauca).

Resguardo Humanitario y Biodiverso Unión Agua Clara (Valle del Cauca).

Víctimas de Despojo Tres Esquinas.

Siguen firmas…