USA Barack no a los agrocombustibles

Solo restan los espacios de la solidaridad, el pragmatismo y los intereses económico para sostener el consumo está propiciando una nueva crisis alimentaria, ambiental. La crisis financiera se está disfrazando con paleativos, con nuevos discursos, bajo los cuales se socializan las perdidas y se recompone la banca.


Los agronegocios para la producción de mezclas con gasolina está beneficiando a los del Norte, del Norte y del Sur.

El discurso ambientalista de Obama en la inauguraciòn de su mandato ahora se traduce en el fomento de agrocombustibles, de politicas proteccionistas en USA, subida en los precios de la soja, control y fomento de beneficios para las empresas de maíz, convenios con el gobierno de Brasil, y ahora, en la cumbre con Colombia, México, Honduras, Costa Rica para la producciòn de etanol y de diesel derivado de la palma.

Organizaciones ambientalistas de USA han dirigido una carta al Presidente Barack Obama recordando las graves consecuencias de una politica ambiental sustentada en agronegocios http://www.globaljusticeecology.org/connections.php?ID=244

Súmate leyendo los argumentos de las organizaciones ambientalistas de USA dirigidas a Barak Obama
Súmate a las campañas de presión para que cese en USA y UE las cuotas previstas para el consumo de agrocombustibles y su mezcla con gasolina

Súmate a las iniciativas alternativas de protección ambiental, de decrecimiento en el consumo innecesario de energía
Presidente Barack Obama
[email protected]

Copias a:
[email protected], [email protected], [email protected], [email protected], [email protected], [email protected], [email protected], [email protected]

Estimado Presidente Obama,

Le escribo en apoyo de las organizaciones ambientales y sociales que hacen un llamamiento para que el gobierno norteamericano detenga su apoyo a los agrocombustibles. La Carta Abierta de los grupos norteamericanos puede verse en:
[
www.globaljusticeecology.org/connections.php?ID=244->http:// www.globaljusticeecology.org/connections.php?ID=244]
En particular, le pido que rechaze la reciente propuesta de incrementar la mezcla de etanol del 10 al 15% lo cual sólo incrementará la inversión y la infraestructura para la expansión de los agrocombustibles, estableciendo un terrible precedente global de incrementar la producción de agrocombustibles a partir de alimentos, a expensas de ecosistemas que ya se encuentran gravemente amenazados.

Además, le pido que incluya el cambio indirecto de uso de la tierra en las evaluaciones de las emisiones de gases de efecto invernadero de la producción de agrocombustibles, para que se pueda saber de una manera realista los impactos sobre el clima. Finalmente, detenga los planes de involucrar a otros países, particularmente a Brasil, en los acuerdos de abastecer agrocombustibles, como el “Western Hemisphere Energy Compact” y el “Energy Partnership of the Americas”
Como muestra la Carta Abierta, existen numerosas evidencias de que los agrocombustibles aceleran el cambio climático: están provocando la ampliación de la frontera agrícola hacia el interior de los bosques y otros ecosistemas, los cuales son esenciales para regular el clima, y están incrementando el uso de fertilizantes y así las emisiones de oxido nitroso. Este y otros muchos impactos ecológicos adversos de los agrocombustibles industriales, incluyendo el cuestionamiento de si la producción de etanol de maíz resulta en algún tipo de beneficio energético, han sido confirmados por una serie de estudios científicos.

Se ha probado que la soja es la mayor causa de deforestación de la Amazonía y el apoyo del gobierno de los Estados Unidos al etanol de maíz ha disparado la expansión de la soja a gran escala en Sudamérica, una vez que los agricultores norteamericanos han pasado a producir maíz. Esta es una de las principales razones por las qeu la deforestación de la Amazonía se incrementó gravemente en 2007-08.

Existen también informaciones de que la palma aceitera, el flagelo de las selvas de Asia, está siendo implementada también en la Amazonía.
Los agrocombustibles de segunda generación empeorarán esta situacion en lugar de mitigarla. Todos los monocultivos industriales, comestibles o no, requieren grandes superficies de tierras, suelo, agua, fertilizantes y otra gran cantidad de recursos finitos. Se espera que las plantaciones industriales de árboles, incluidos los árboles genéticamente modificados, se conviertan en una de las mayores fuentes de etanol celulósico y de biodiesel sintético.

Por ejemplo en el Sudeste de Asia, tanto las plantaciones de palma aceitera y acacia, son las dos principales mayores causas que se encuentran detrás de la destrucción de las selvas tropicales y las turbleras. Las emisiones de dióxido de carbono resultantes de esta destrucción son tan elevadas, que han convertido a Indonesia en el tercer causante de emisiones de gases de efecto invernadero a nivel mundial. Además, graves violaciones de derechos humanos a las comunidades Indonesias han sucedido recientemente al ser bomberdeada y destruida una comunidad en relación a las actuaciones de una compañía palmicultora parte del grupo Sinar Mas, el cual también invierte en la palma (tinyurl.com/bn6ptq).

Los agrocombustibles se encuentran entre las principales causas de la subida de los precios de los alimentos a nivel global. De acuerdo con la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), existen actualmente más de un billón de personas hambrientas. Los agrocombustibles están ralacionados con el desplazamiento de indígenas y campesinos, con violación de derechos fundamentales. En Brasil, por ejemplo, un amplio número de organizaciones sociales y ambientales han rechazado el modelo de producción de caña de azúcar, causante de condiciones laborales similares a las de la esclavitud, desplazamiento violento, hambre creciente y pobreza, contaminación de suelos, aire y aguas, y pérdidas de biodiversidad (tinyurl.com/arc9wu and tinyurl.com/apr7vk).

Hay muchas opciones para hacer frente al cambio climático y para asegurar el acceso a fuentes de energía, que son mucho menos dañinas que los agrocombustibles, y espero que usted centre su atención en estos, incluyendo mejoras en la eficiencia energética y en el transporte público, el apoyo de energía realmente limpia de procedencia eólica y solar decentralizadas, apoyo a la agricultura orgánica y producción local de alimentos, medidas efectivas para proteger bosques naturales biodiversos y los derechos de los pueblos indígenas. Y sobre todo, es esencial que sus políticas climáticas y energéticas se centren en la reducción del consumo, especialmente de energía y productos forestales.

Atentamente,