Un mes de control paramilitar en Territorios Colectivos

Ayer, jueves 14 de marzo a las 5:00 p.m., a la comunidad No Hay Como Dios, Territorio Colectivo de Curvaradó, ingresaron más de 60 hombres armados miembros de los paramilitares de las autodenominadas Autodefensas Gaitanistas de Colombia, AGC.

Los armados reunieron a la comunidad y afirmaron que pretenden el control del territorio, indicando que no dañaran a la población.

Mientras la reunión se desarrollaba por los AGC, un helicóptero sobrevolaba el territorio y a la comunidad.

Una vez terminada la reunión, el grupo paramilitar continuó su camino hacia Montañita.

En días pasados, el mismo grupo armado citó a la comunidad para indicarles que harían presencia en el territorio para obtener control sobre el mismo.

Asimismo, ayer la comunidad de Nueva Esperanza, Territorio Colectivo de Jiguamiandó, constató la destrucción del sistema hídrico por el que bajaba el agua de la montaña como filtro, la manguera y la llave principal no se encontraban en el lugar.

La comunidad de Nueva Esperanza lleva varios días sin satisfacer su derecho al agua. Los pobladores temen por su integridad debido a las operaciones armadas.

La destrucción de bienes de supervivencia esenciales incrementan la zozobra ante las coincidentes operaciones armadas que más allá de perseguir al ELN se desarrollan en lugares donde se han otorgado concesiones mineras.

Bogotá, D.C., 15 de marzo de 2019
Comisión Intereclesial de Justicia y Paz

Leave a Reply