Cacarica

Militares ingresan a Zona Humanitaria Nueva Vida poniendo en riesgo la salud de los pobladores

Hoy, martes 30 de junio a las 9:45 a.m. 15 unidades del Ejército Nacional ingresaron a la Zona Humanitaria Nueva Vida, Territorio Colectivo de Cacarica. Los uniformados ingresaron, por segunda vez, cinco días después desde el último tránsito que realizaron, sin elementos de bioseguridad para prevenir contagios por COVID19. Operaron en el territorio de manera inconsulta, los pobladores desconocían el procedimiento realizado. 

Pese a que exigieron la salida de los uniformados estos permanecieron en el lugar humanitario.


Desconociendo las normas de la Zona Humanitaria que prohíben la presencia de armados en su interior y negándose a las medidas comunitarias por COVID19, unidades de las fuerzas militares ingresaron al espacio de autoprotección de los afrocolombianos.

El jueves 25 de junio a las 9:54 a.m. y por más de veinte minutos, se presentó una fuerte tensión pues las unidades militares que ingresaron a la Zona Humanitaria de Nueva Vida, Territorio Colectivo de Cacarica, lo hicieron sin bioprotección y desconocieron las exigencias de los afrocolombianos de retirarse.

Haciendo caso omiso al llamado de las mujeres, los militares se distribuyeron en cinco puntos estratégicos en toda la Zona Humanitaria.

En los mismos puntos diversos grupos de habitantes de la Zona Humanitaria les exigieron a los militares retirarse, indicando que los responsabilizaban de cualquier contaminación por COVID19, además, de estar desconociendo el derecho humanitario que sustenta su iniciativa.

En medio de las presión de la comunidad los militares se retiraron en dirección al caserío de El Limón tomando la trocha de Las Vueltas o también conocida como Las Pajas.

Recientemente se conoció que el personal de los batallones de Carepa y Turbo padecen un brote de COVID 19, aún así, los efectivos no implementan ningún tipo de protección al realizar la movilidad en el territorio, además desconocen el carácter del lugar humanitario.

Bogotá D.C., 30 de junio de 2020
Comisión Intereclesial de Justicia y Paz.

Imagen: Archivo.

Leave a Reply