KANKUAMOS en condiciones infrahumanas en cárcel de Valledupar

COMUNICADO A LA OPINION PÚBLICA NACIONAL E INTERNACIONAL

La misión de acompañamiento al Pueblo Kankuamo, realizada en la ciudad de Valledupar entre el 8 y 10 de noviembre del presente año, conformada por organizaciones de orden nacional e internacional, informa sobre las actividades desarrolladas en el marco de esta jornada.


Antecedentes

El pueblo Kankuamo habitante de la vertiente suroriental de la Sierra Nevada de Santa Marta, en jurisdicción del Departamento del Cesar, ubicado al norte de Colombia, es en la actualidad, junto a las comunidades del Cauca y a la población afrodescendiente una de las mas afectadas por el conflicto social y armado, y sobre todo por la política de “seguridad democrática” del gobierno de Álvaro Uribe Vélez.

Reflejo de ello ha sido el asesinato de más de 115 miembros de esta comunidad en los últimos 3 años, la detención arbitraria de 39 indígenas acusados de pertenecer o auxiliar a los grupos insurgentes y el desplazamiento de cientos de ellos, situación que se agrava por los repetidos incumplimientos por parte del gobierno nacional y de las autoridades locales de las medidas Cautelares y Provisionales otorgadas por la Comisión y la Corte Interamericana de Derechos Humanos respectivamente.

La crisis humanitaria de esta comunidad, motivó la conformación de una comisión nacional e internacional de acompañamiento y verificación en terreno de las condiciones de esta comunidad. Días después de informar a las autoridades nacionales sobre los objetivos de la delegación, fue asesinado ANDRES TALCO CARRILLO, reconocido miembro de la comunidad por grupos paramilitares en el corregimiento de La Mesa, a no mas de 10 minutos del Batallón de Artillería No. 2 La Popa, adscrito a la X Brigada del Ejército Nacional.

Desarrollo de la misión

El 8 de noviembre, la comisión llegó a la ciudad de Valledupar con el objetivo de acompañar la primera sesión de audiencias, sin embargo fuimos informados de su aplazamiento justificado con el argumento de la no disponibilidad de efectivos del INPEC (Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario) para la custodia de los [email protected] [email protected]

En horas de la noche, la comisión se reunió con los familiares de los [email protected] en primer lugar para hacer la presentación formal de todos los miembros que componen la misión, y en segundo lugar, para dialogar acerca de las situaciones arbitrarias que se vienen presentando en contra ellos desde el momento de su captura hace 11 meses, como en el caso del señor Gabriel Turbay Alvarado, cuya detención se produjo sin orden de captura, falleció en presidio, después de padecer una enfermedad que lo llevó a la muerte alejado de su familia y de su comunidad.

El día 9 la comisión acompañó la audiencia pública en la que se pudo apreciar que el proceso está basado solo en declaraciones sin hechos o pruebas contundentes que incriminen a los hombres y mujeres enjuiciados por unas leyes que no le son propias a su cultura y tradiciones. Simultáneo a las audiencias, un grupo de la comisión se reunió con el Procurador Regional y su delegado de Cárceles.

De esta reunión se obtuvieron los siguientes compromisos por parte de la procuraduría:

 La elaboración de un informe sobre la situación del pueblo kankuamo acompañado de un exhorto a los grupos armados que operan en la región, a que respeten la vida y la integridad de la comunidad Kankuama.

 La expedición de un pronunciamiento sobre el respeto a la jurisdicción indígena y la aplicación de la misma en la comunidad Kankuama.

 Gestionar una petición a la Procuraduría General de la Nación, para declarar la excepción de inconstitucionalidad de la Ley 65 de 1993 – Código Penitenciario y carcelario- y hacer efectiva la jurisdicción indígena contemplada en la Constitución Nacional.

 Y, por último, se comprometió a facilitar la visita de la misión a la Cárcel Judicial de Valledupar para constatar las condiciones de reclusión de los hermanos Kankuamo. Este compromiso fue cumplido y asumió la tarea de hacer seguimiento a la situación de las madres cabeza de hogar, abogando por su libertad, en cumplimiento de las leyes respectivas.

En horas de la tarde se realizó la visita a la Cárcel Judicial, en donde pudimos constatar las condiciones infrahumanas en las que están recluidos los hermanos indígenas, duermen en el suelo, con escasa ventilación y en algunos casos expuestos a la intemperie; su alimentación no cumple con los estándares de calidad nutricional y mucho menos con sus tradiciones ancestrales; se evidenciaron gravísimas condiciones de hacinamiento, no se encuentran separados de los demás grupos de reclusos.

Las personas privadas de la libertad dieron testimonio de graves problemas de salud, en particular de tipo gastrointestinal, y respiratorio. Anímicamente muchos de ellos se encuentran muy afectados por estar lejos de sus familias, territorio y cultura, llama la atención los innumerables casos de atropellos como la negación de su condición de indígenas, cortándoles sus cabellos y reteniendo sus elementos ancestrales (el poporo) al momento de su detención, o el caso de una kankuama que en su cuarto mes de embarazo aún no recibe la atención pertinente.

En la noche la comisión se reunió nuevamente con la comunidad, el cabildo gobernador, y un delegado del Consejo de Mayores, después de compartir algunos aspectos de sus tradiciones nos informaron de las conclusiones del Tercer Congreso Indígena Kankuamo adelantado en el mes de junio del presente año, en el que se reunieron mas de 200 delegados de todos los resguardos, así mismo nos comunicaron los principios (identidad, territorio, autonomia, concertación y coordinación y legalidad), criterios (pedagógico, organizativo, metodológico y jurídico) y las estrategias (consolidación territorial, el afianzamiento de su propio gobierno, y las alianzas) que orientan la intervención en el territorio.

Nos comentaron sobre el diagnóstico humanitario que están desarrollando desde su cosmovisión y que esperan se presente públicamente en el mes de marzo de 2006. Adicionalmente plantearon los proyectos que conciben en diferentes áreas: soberanía alimentaria, proyectos productivos, educativos, de salud, ampliación y saneamiento del Resguardo y protección de la Sierra Nevada de Santamaría, entre otros.

El día 10 de noviembre, en horas de la mañana acompañamos las audiencias de los detenidos que faltaban por declarar, posteriormente la misión y un grupo de líderes Kankuamo se reunió con el señor alcalde Ciro Arturo Pupo Castro, al que le presentamos las siguientes solicitudes:

 La elaboración de un informe sobre la situación del pueblo Kankuamo acompañado de un exhorto a los grupos armados que operan en la región a que respeten la vida y la integridad de la comunidad Kankuama, posterior a esta misión.

 El cumplimiento de los acuerdos con el pueblo Kankuamo en las áreas de infraestructura social (educación tradicional, salud, soberanía alimentaria, vías de comunicación, acueducto y alcantarillado, luz etc…)

 El número o referencia de la Ley que según la alcaldía no permite la eliminación de la figura de los corregidores (con el objeto de demandarla por inconstitucional), cuyas funciones interfirieren directamente con la gobernabilidad de los resguardos indígenas y la autoridad que ejercen los Cabildos Menores, con respaldo en la Ley de Origen, la tradición y la Constitución Política de Colombia.

 Facilitar los procesos de ejecución de presupuesto tanto de las trasferencias como de las inversiones propias de la alcaldía.

 Finalmente expresamos la preocupación por la seguridad de los trabajadores de Emdupar afiliados a Sintraemsdes, a causa de las últimas amenazas en contra de su vida e integridad, producidas en el marco de actividades de defensa del patrimonio público que la Misión tuvo oportunidad de conocer directamente en el desarrollo de la Misión.

Es importante mencionar que en esta reunión fueron filmados y fotografiados al parecer por funcionarios de la alcaldía, todos los delegados de la misión incluso aquellos miembros de la comunidad acompañada.

Ante las solicitudes el Señor alcalde se comprometió a ejecutar algunas de ellas antes de la próxima visita de la misión en el mes de marzo, en particular, a raíz de la solicitud de algunos miembros de la Comisión, manifestó que visitaría a los indígenas kankuamo detenidos para adelantar acciones que mejoraran las condiciones de reclusión.

Sorprendió a la misión, las afirmaciones de la máxima autoridad municipal, en el sentido de señalar que las Fuerzas Armadas actúan bajo su propia cuenta, denotando la falta de subordinación del poder militar al civil, así como la intención de demandar penalmente a los sindicalistas amenazados.

En horas de la tarde, la Misión se entrevistó con la Defensora Regional del Cesar, doctora Eva María Castillo quien expresó que en desarrollo del mandato defensorial, esta entidad ha realizado lo necesario para dar respaldo y amparar a los pueblos de la Sierra Nevada de Santa Marta. En la reunión, la funcionaria se comprometió a dar curso a las solicitudes que presentaran los mismos pueblos indígenas, a vigilar la situación de seguridad del pueblo kankuamo especialmente con posterioridad a que la Comisión abandonara el territorio, a que la entidad continuaría atenta a la situación de los detenidos y a incidir en la posibilidad real de participación de las autoridades kankuamas en el diseño, planeación y ejecución del Plan de Desarrollo municipal.

Compromisos de la Misión

La misión se compromete a:

 Difundir nacional e internacionalmente el presente comunicado.

 Realizar seguimiento permanente a la situación del Pueblo Kankuamo y de la Sierra Nevada de Santa Marta, así como a los compromisos de las autoridades locales y nacionales.

 Desarrollar acciones de emergencia cuando sea necesario al presentarse algún hecho en contra de la comunidad Kankuama.

 Defender el precioso ecosistema de la Sierra Nevada de Santa Marta, en particular sus Lugares Sagrados y su magnífica biodiversidad, frente a los intereses económicos y políticos de sectores que intentan adueñarse de estos territorios ancestrales.

 Organizar una misión de investigación sobre las consecuencias y efectos ambientales y sociales, de las fumigaciones desarrolladas en la Sierra Nevada y en el territorio nacional, en el marco del Plan Colombia.

 Apoyar la organización de una misión de observación programada por la Organización nacional Indígena de Colombia ONIC, para el mes de marzo de 2006 con la presencia de delegados de organizaciones internacionales, parlamentarios y medios de comunicación entre otros.

 Apoyar la apertura del caso ante la Corte Penal Internacional, por los hechos ocurridos anteriores y posteriores a esta misión que sean de su competencia.

 Apoyar el Tribunal Permanente de los Pueblos capítulo Colombia 2006 – 2007, por los crímenes económicos, ecológicos y de lesa humanidad cometidos por las empresas multinacionales y transnacionales.

Integrantes de la Comisión

• Partido Verde Europeo
• ARCI Torino
• ARC Italia
• Partido Verde Italiano
• Asociación Ya Basta! Italia
• Internacional Peace Observatory
• Red de Hermandad Europea (España, Suiza)
• Asociación Nacional de Funcionarios y Empleados de la Rama Judicial – Asonal Judicial
• Centro de Investigación y Educación Popular – Cinep
• Comisión Intereclesial Justicia y Paz
• Comité Permanente por la Defensa de los Derechos Humanos CPDH
• Coordinador Nacional Agrario
• Corporación Colectivo de Abogados José Alvear Restrepo
• Fundación Comité de Solidad de con los Presos Políticos
• Mesa de Trabajo por el Pueblo Kankuamo
• Movimiento Nacional de Víctimas de Crímenes de Estado
• Organización Indígena Kankuama – OIK
• Organización Nacional Indígena de Colombia – ONIC
• Partido Comunista Colombiano – PCC
• Proyecto Justicia y Vida
• Pueblo Uwa
• Sindicato Nacional de Trabajadores de la Industria de Alimentos Sinaltrainal
• Sindicato de Trabajadores de la Minería de Colombia Sintraminercol
• Sindicato de Trabajadores de las Universidades Colombianas Sintraunicol.