Indígenas Wounaan Resguardo Pichimá Quebrada

Continúan indígenas Wounaan desplazados en el Municipio de Docordó

Hoy jueves 6 de junio a las 10:30 a.m.  aproximadamente 420 indígenas Wounaan del Resguardo Pichimán permanecen hacinados en albergues provisionales en Docordó, cabecera municipal del litoral San Juan.

67 niños, 26 mujeres y  32 adultos mayores se encuentran desde el pasado lunes 3 de junio en la cabecera municipal huyendo de las confrontaciones armadas entre disidencias de las FARC del frente 30 y el ELN, en el propio caserío de Pichimá Quebrada en donde se puso en grave riesgo la vida e integridad de sus habitantes.

La comunidad indígena desplazada se encuentra sin asistencia humanitaria debida, conforme al artículo 17 del Protocolo II.

La totalidad de los Wounnan, están durmiendo en el suelo, sin cobijas, ni colchonetas, y sin la correspondiente asistencia humanitaria en materia de alimentación y de salud.

Presentan fiebre, dolor de cabeza y de cuerpo, estos síntomas son aún más persistentes en niños, niñas y 6 mujeres embarazadas.

Como se recordará, el pasado lunes 3 de junio hacia las 2:15 p.m. más de 400 personas del Resguardo Pichimá Quebrada, Litoral San Juan, llegaron desplazadas  forzadamente hacia el caso urbano del municipio de Docordó.

Muy pocas horas después de los hechos el gobierno nacional fue alertado por nuestra Comisión.

Los primeros informes indicaron que el desplazamiento se originó por combates entre los llamados Urabeños y disidencias de las FARC por confrontaciones armadas ocurridas desde el domingo 2 de junio a las 11:00 a.m.

Horas después se confirmó que las confrontaciones eran entre las FARC y el ELN, las 97 familias estuvieron confinadas en sus viviendas.

El lunes 3 de junio hacia las 3:30 p.m. la Brigada de Infantería de Marina Número 2 informó que sus efectivos desembarcaron en un lugar cercano al poblado indígena

En el territorio de esta subregión del sur del Chocó, también tienen presencia grupos herederos del paramilitarismo que se movilizan en medio de la presencia armada regular y que nunca son enfrentados por los regulares con eficacia.

El 11 de mayo de 2016 estas comunidades fueron desplazadas por un enfrentamiento entre el ELN y el Ejército Nacional también hacia Docordó, permaneciendo nueve meses en malas condiciones de vida. Una mujer falleció por tuberculosis.

En febrero de 2017 retornaron a su territorio sin ninguna garantía.

Los pobladores que se encuentran en Puerto Pizario, Unión San Juan, Puerto Guadualito, Unión Agua Clara están en una situación de zozobra y temor a que se genere un desplazamiento masivo de las comunidades negras e indígenas.

La comunidad Wounnan continúa a la espera de respuestas estatales efectivas ante su situación para un retorno urgente y con condiciones de protección.

Bogotá, D.C., 6 junio 2019

Comisión Intereclesial de Justicia y Paz

Imagen: Archivo

 

Leave a Reply