Continúa la presencia de hombres armados en resguardos indígenas Caño Ovejas y Jiw.

El día de ayer, lunes 30 de julio, sobre las 5:00 p.m., dos hombres vestidos de civil y portando armas cortas, los cuales se desplazaban en una motocicleta, llegaron al resguardo indígena Caño Ovejas.

Los sujetos preguntaron por el líder indígena Reinaldo Rojas, conocido en la región como “Cocoto”. Ante la situación, la comunidad manifestó desconocer el lugar donde se encontraba el líder comunitario.

Posteriormente, los armados se retiraron del lugar por la vía que dirige de Tienda Nueva a Mapiripán.

Igualmente, hoy se conoció que el pasado miércoles 25 de julio, sobre las 11:00 a.m., un grupo de hombres y mujeres armados, vestidos de camuflado y con ropas negras, llegaron al punto conocido como Lote 3 de Pradera, donde se encuentran cultivos de palma aceitera de la empresa Poligrow.

De acuerdo con la fuente, en el lugar se encontraba un grupo de mujeres de la Comunidad Jiw que, al percatarse de la presencia del grupo armado, huyó del lugar.

Funcionarios de la empresa Poligrow solicitaron a indígenas no decir nada de la presencia de los hombres armados, ya que esto podría afectar la imagen de la empresa.

De acuerdo con las fuentes, que exigieron a nuestra Comisión no revelar su identidad, este grupo armado viene operando en predios de la comunidad indígena Jiw desde la última semana.

Algunos de los líderes de esta comunidad han sido retenidos.

A pesar de los permanentes informes que están puestos en conocimiento del Gobierno Nacional, ninguna medida eficaz se ha adoptado para prevenir el desplazamiento forzado de la población indígena, ni para asegurar su regreso en condiciones de dignidad y seguridad.

Bogotá D.C., 31 de julio de 2018

Comisión Intereclesial de Justicia y Paz

Leave a Reply