COMUNICADO PÚBLICO LIDER CAMPESINO DE MONTES DE MARÍA

“Solo quiero vivir para seguir luchando por mi pueblo y mi territorio”

 

Soy Geovaldis González Jiménez, campesino sembrador de yuca, ñame, aguacate, de agua, de vida. Líder comunitario, docente rural, defensor de los derechos humanos y ambientales de mi pueblo y mi territorio. Miembro activo de la caminata Étnico Campesina de Montes de María, de la Plataforma OPDS, de la Mesa permanente por el derecho al agua y  jamás he dejado solo al municipio de El Carmen de Bolívar en la lucha contra las diferentes violencias armadas, entre ellas las de reconocidos carteles de corrupción que históricamente lo han desangrado, dentro de los cuales están personajes muy importantes de las casas políticas del Departamento de Bolívar, que día a día buscan apoderarse más de este hermoso territorio. Desde todos estos espacios he expresado públicamente mi inconformidad por el abandono estatal en el que se encuentran nuestros territorios rurales. Nos hemos movilizado en muchas oportunidades por nuestros derechos, por la discriminación de nuestros pueblos campesinos y étnicos, por el despojo y la privatización de nuestros recursos naturales y de nuestras tierras de producción agroalimentaria. Mi lucha no ha sido individual, es colectiva.

Hoy 30 de Marzo de 2021, cumplo un mes de haber salido de mi tierra amada Montes de María. Ya viví el DESPLAZAMIENTO en tres momentos; en el año de 1997, el 2 de marzo de 2005 y hoy 16 años después se repite la historia el mismo día y mes. En 1997 y el 2005 tuve que salir por la violencia que vivía el país; las comunidades rurales vivíamos en medio de combates y enfrentamientos entre Paramilitares – Guerrillas – Fuerzas militares, y muchos hacíamos como el burro de carga, entrábamos y volvíamos a salir, buscando proteger nuestra vida y la de nuestras familias. El conflicto lo viví en carne propia, porque esas amenazas y persecuciones de los grupos armados al margen de la ley y del mismo Gobierno, se la hacían a la persona que más quiero en este mundo, a mi madre,  quien desde su labor como docente rural fue resistente y puso todo en manos de Dios por que era una persona de bien, lo que le dio la oportunidad de que hoy este contando su propia historia. Hoy se repiten las amenazas conmigo, su hijo, y el dolor vuelve a embargar su corazón, y yo sin poder hacer nada para detener su nostalgia, para calmar su preocupación. Mi corazón y mi alma están destrozadas porque la amenaza, fue directamente hacia mí, hacia mi trabajo comunitario y mi liderazgo social.

 

Seguir leyendo: https://www.cds.org.co/comunicado-publico-lider-campesino-de-montes-de-maria/

Leave a Reply