Comunicado a la opinión pública. Confinamiento y muerte en el Alto Baudó.

COMUNICADO A LA OPINIÓN PÚBLICA

Confinamiento y muerte en el Alto Baudó (Chocó)

Alto Baudó, marzo 23 de 2020. Las organizaciones étnico- territoriales y las diócesis con jurisdicción en el departamento del Chocó, nos manifestamos conjuntamente para continuar denunciando la intensificación de la crisis humanitaria y los múltiples actos de violencia que se cometen contra los pobladores del municipio del Alto Baudó.

Hechos:

La situación del municipio del Alto Baudó ha estado marcada en las últimas tres décadas por el abandono estatal y la presencia de diversos grupos armados. El conjunto de estos factores ha afectado gravemente a sus habitantes, pues además de carecer del acceso a los Derechos Humanos básicos, se ha sufrido el rigor de los actores armados, quienes por la constante disputa territorial han provocado zozobra, debilitamiento de la autonomía territorial y desesperanza.

A pesar de las constantes denuncias, hechas a lo largo de estos años, en lugar de lograrse una disminución de la crisis y la no repetición de los hechos que violan los derechos colectivos de las comunidades afrodescendientes e indígenas, durante el mes de marzo del presente año, se han agudizado estas situaciones por hechos tales como: asesinatos selectivos realizados con sevicia y generando terror en la población; una masacre en la que fueron asesinadas siete personas, entre las cuales se cuenta una mujer embarazada; desplazamiento forzado y confinamiento; bloqueo económico; muertos y mutilados por las minas antipersonales; reclutamiento sistemático de menores; violencia sexual contra mujeres; amenazas a líderes y comunidades y el intento de los grupos al margen de la ley de suplantar las autoridades étnicas.

Indudablemente, en la raíz de todas estas afectaciones están, por una parte, la crisis del Estado Social de Derecho, debido a la ineficacia y corrupción de algunas autoridades institucionales. Igualmente, la disputa territorial de los grupos armados por el dominio de la producción y comercialización de los cultivos ilícitos. Preocupan particularmente los vínculos existentes entre algunas autoridades de gobierno y algunos miembros de la Fuerza Pública con actores ilegales.

Por todo lo anterior, exigimos:

1. Al presidente de Colombia, Iván Duque Márquez, atender inmediatamente los llamados que reiterativamente se han hecho desde el territorio chocoano para salvaguardar la vida y los derechos étnicos de sus habitantes, respondiendo a la situación del departamento y en particular a la crisis del Alto Baudó.

2. Al Gobernador del Chocó, Ariel Palacios Calderón, atender, a través de los instrumentos jurídicos que prevé la Constitución colombiana la crisis del Municipio del Alto Baudó y de los diferentes municipios en los cuales se ha agudizado la situación humanitaria.

3. A los alcaldes del Alto, Medio y Bajo Baudó, consolidar una estrategia que permita atender colectivamente la situación de la subregión, visibilizando los hechos victimizantes e incluyendo en sus planes de desarrollo acciones concretas para el restablecimiento de derechos. Además, se les llama a obrar con transparencia y permanencia en sus municipios.

4. A los organismos judiciales y de control, realizar investigaciones frente al actuar de la institucionalidad y los fenómenos de violencia que afectan el territorio del Chocó, y en particular el Baudó.

5. A las organizaciones defensoras de derechos humanos, del orden nacional e internacional, continuar visibilizando la constante y sistemática situación de violencia y garantizar el cumplimiento de los derechos fundamentales de estas comunidades.

6. A la Fuerza Pública, cumplir con su labor de protección a la población civil rechazando cualquier vínculo con actores ilegales, respetando los espacios comunitarios de los centros poblados, y sin estigmatizar y presionar a las comunidades.

7. A los grupos al margen de la ley, que obran mediante diversas acciones violatorias del Derecho Internacional Humanitario, respetar la autonomía de los territorios étnicos y no utilizarlos como escenario de guerra y para sus fines de siembra y comercialización de cultivos ilícitos.

Los grandes retos que plantea al país el avance de la pandemia del Coronavirus afectan con extrema gravedad al Baudó y a la gran mayoría del territorio chocoano, debido a la preexistente crisis humanitaria y a la precaria situación sanitaria y económica de los habitantes del departamento. EXIGIMOS UNA ATENCIÓN HUMANITARIA INMEDIATA CON ENFOQUE DIFERENCIAL ETNICO, TERRITORIAL Y DE GÉNERO.

Organizaciones firmantes:

– Diócesis de Istmina – Tadó

– Diócesis de Quibdó

– Diócesis de Apartadó

– Foro Interétnico Solidaridad Chocó (con sus 108 Organizaciones)

– Mesa de Concertación y Diálogo de los Pueblos Indígenas del Chocó

– ACABA: consejo comunitario general del Río Baudó y sus afluentes

Comunicado – Confinamiento y Muerte en El Alto Baudó.vf by Anonymous UeGxFwA on Scribd

Imagen: El Espectador.

Leave a Reply