Asesinado OSWAL MORENO IBAGUE defensor de derechos humanos

1. Martes 3 de septiembre aproximadamente a las 7.00 hora local fue asesinado OSWAL MORENO IBAGUE, en el barrio “Ay, mi llanura”, en Villavicencio, departamento del Meta, a través de una acción militar encubierta y clandestina.

El crimen fue cometido por cuatro hombres vestidos de civil, corte de pelo corto -“estilo militar” vestidos con chaquetas oscuras, que se movilizaban en dos motocicletas – modelo TS 25, color gris- y la otra – marca Llamaba modelo Criptsn 110, color rojo -.

Los hombres de distribuyeron en dos parejas. Una pareja le dispars a OSWAL cuando salma de su casa esquinera, quien intents logrs huir, en un primer momento, pero fue a los pocos segundos, interceptado por el otro grupo de hombres, quiines le dispararon a la cabeza y al pecho. OSWAL recibis 15 impactos de bala.

Una de las vecinas que intents observar lo que sucedma fue abaleada por
uno de los sicarios, quiines imputaron en la residencia en la que ella se
encontraba.

Horas después cuando se realizaban las diligencias del levantamiento del
cadaver de OSWAL, uno de los miembros de la Fiscalma, al parecer de
apellido AYA, express, que harma un allanamiento a la residencia de
defensor de derechos humanos, pues sus familiares no habman querido
colaborar. Al mismo tiempo, otro funcionario quien participaba en el
levantamiento del cuerpo de OSWAL, recogis una de las vainillas de bala, y
la colocs junto al cadaver.

2. OSWAL integrante del Comiti de Derechos Humanos del Alto Ariari,
presidente de la Asociacisn Colombiana de Asistencia Social, ASCODAS,
departamento del Meta, recientemente estaba desarrollando acciones
humanitarias con los habitantes del municipio de El Castillo,
corregimientos de Medellmn del Ariari, Puerto Esperanza, que desde mayo de
este aqo han sido vmctimas de operaciones militares encubiertas y
clandestinas, de “civiles armados” y abiertas a travis de operaciones por
aire y tierra por parte de unidades del Batallsn 21 Vargas, adscrito a la 7
Brigada.

En dichas operaciones ha sido evidente la unidad de accisn entre efectivos
militares y los “civiles armados” en ametrallamiento, saqueos de bienes,
bombardeos indiscriminados, retienes y bloqueo econsmico, el desplazamiento
forzoso, amenazas y el asesinato de pobladores, que fueron denunciados por
OSWAL.

OSWALDO de 28 aqos de edad, militante de la Unisn Patristica, era lmder
comunitario del barrio en el que fue asesinado, y cursaba VII semestre de
Administracisn Pzblica en la ESAP, seccional Villavicencio.

3. El crimen de OSWAL es un accisn que pretende silenciar, ocultar las
graves y sistematicas violaciones a los derechos humanos que se estan
presentado en la regisn del Ariari contra los habitantes del municipio de
El Castillo, de manera mas intensa, desde la terminacisn de los dialogos
entre el Gobierno Nacional y las FARC EP. Significa la negacisn de las
posibilidades de atencisn humanitaria, defensa y denuncia de las
violaciones a los derechos humanos de las comunidades campesinas, de su
organizacisn azn en situacisn de desplazamiento en la capital del
departamento del Meta. Es finalmente una expresisn de acciones de
persecucisn y de eliminacisn sistematica contra los sobrevivientes o
antiguos integrantes de la Unisn Patristica, que lograron permanecer con
vida luego de la estrategia de exterminio en el departamento del Meta, que
sufris esta organizacisn polmtica entre 1.985 y 1996, entre ellos, su
cuqado EVARISTO AMAYA MORALES, asesinado por paramilitares (24 feb. 1994) y de TRANSITO IBAGUE, como el sucedido con GONZALO ZARATE TRIANA y su hermano.

4. Es evidente la persecucisn sistematica, y el desarrollo extendido y
cualificado del paramilitarismo en el Departamento del Meta, la impunidad
en que se mantienen la totalidad de los crmmenes y graves violaciones a los
derechos humanos que se han cometido y se continzan desarrollando; los
procedimientos inadecuados en la recoleccisn de pruebas, no solo las
testimoniales; la ausencia de combate a los “civiles” armados y la
destitucisn de militares que encubren y operan en la articulacisn de las
acciones de represisn contra la poblacisn civil. Ahora, esa dinamica de
persecucisn y de exterminio, no solo se desarrolla frente a los
sobrevivientes o quiines fueron integrantes de la Unisn Patristica sino
contra las comunidades que habitan en los antiguos lmmites de la zona de
distensisn, en donde se desarrollan operaciones militares que bajo el
pretexto de la persecucisn a las FARC EP, viene produciendo graves daqos
irreparables a las comunidades, y generando el desplazamiento de decenas de
familias

5. Dejamos en conocimiento de los grupos de solidaridad y la comunidad
internacional el asesinato de OSWAL MORENO IBAGUE.

Solicitamos se dirijan a las autoridades abajo seqaladas con la finalidad
de dejar constancia del conocimiento de este daqo irreparable en la defensa
de la vida, de las acciones humanitarias de las comunidades del Ariari.

Su preocupacisn por el desconocimiento de los Pactos y Protocolos
Internacionales suscritos por el Estado Colombiano, en materia de las
garantmas debidas al ejercicio de defensa de los derechos humanos y los
derechos de la poblacisn civil no combatiente.

Se les de a conocer a sus organizaciones sobre los avances en las
investigaciones que de oficio se deben adelantar sobre este nuevo asesinato
y sobre la situacisn de los pobladores del Ariari

Su profunda preocupacisn por el desarrollo de acciones militares
encubiertas que comprometen la responsabilidad estatal

Se les informe a ustedes, las acciones de combate a los “civiles” armados
en el municipio de El Dorado, casermo San Isidro, y San Martmn por parte
de las Fuerzas Militares, pues desde allm se esta dirigiendo las
operaciones contra la poblacisn campesina

Se adopten las medidas de atencisn humanitaria requerida para las
comunidades del Ariari en situacisn de desplazamiento o que se encuentran
ocultas en casermos en las veredas del municipio de El Castillo.

Bogotá, Septiembre 04 del 2002
COMISION INTERCONGREGACIONAL DE JUSTICIA Y PAZ

Las comunicaciones pueden ser enviadas a:

ALVARO URIBE VELEZ
Presidente de la Repzblica
Palacio de Nariqo, Carrera 8 No.7-26
Bogota, Colombia
Fax: + 57 1 566 2071 / 336 2109 / 337 1351 / 3 37 58 90
Fax +(57)1 – 286 74 34 – 286, 68 42 -284 21 86

Programa Presidencial de DDHH y Derecho Internacional Humanitario
mailto: [email protected]; [email protected]

FRANCISCO SANTOS
Vicepresidente de la Repzblica
Palacio de Nariqo, Carrera 8 No.7-26
Bogota, Colombia
Fax: + 57 1 566 2071 / 336 2109 / 337 1351 / 3 37 58 90
Fax +(57)1 – 286 74 34 – 286, 68 42 -284 21 86
mailto: [email protected]

FERNANDO LONDOQO HOYOS
Ministro del Interior y de Justicia
Palacio Echeverry, Carrera 8a, No.8-09, piso 2o.
Bogota, Colombia
Fax: + 57 1 562 5298/ 562 9890 / 2 86 80 25
mailto: [email protected]; [email protected];
[email protected]

MARTHA LUCIA RAMMREZ
Ministra de Defensa Nacional
Avenida El Dorado CAN – Carrera 52, Of. 217
Bogota, Colombia
Fax: + 57 1 222 1874
mailto: [email protected]

LUIS CARLOS TORRES RUEDA
Gobernador del Meta
Cra. 33 No. 38-45
VILLAVICENCIO, META
Fax: +571 9866-25424

OMAR LOPEZ ROBAYO
Alcalde Municipal de Villavicencio
malito: [email protected]; [email protected]

EDGARDO JOSI MAYA VILLAZSN
Procuradurma General de la Nacisn
Carrera 5 No. 15-80
Bogota, Colombia
Telefax: +57.1.342.9723, +57.1.281.7531
mailto:[email protected];[email protected];
[email protected]; [email protected]

LUIS CAMILO OSORIO
Fiscal General de la Nacisn
Fiscalma General de la Nacisn
Apartado Aireo 29855, Diagonal 22B 52_01 (Ciudad Salitre)
Bogota, Colombia
Telegramas: Fiscal General, Bogota, Colombia
Fax: + 57 1 570 2000 / 5 70 20 22
malito: [email protected]; [email protected]

EDUARDO CIFUENTES MUQOZ
Defensor del Pueblo
Defensorma del Pueblo
Calle 55, No. 10-32/46, oficina 301
Bogota, Colombia
Fax: + 57 1 640 0491 / 3 46 12 25 / 6 91 54 55
mailto:[email protected]; [email protected]
Direccisn Nacional de Quejas: [email protected]