Temor a eventuales confrontaciones armadas

Desde el pasado domingo 29 y lunes 30 de abril hasta hoy, la población indígena de las comunidades Nuevo Cañavera, Tamboral, Urada, La Quebrada, La Arenosa y Chocolatal ha cesado en sus actividades cotidianas debido a operaciones armadas de la guerrilla del ELN y de las autodenominadas AGC en sus territorios colectivos.

El domingo pasado a las 10:00 a.m. un grupo de hombres del ELN fue observado movilizándose en el entorno de las comunidades. Al día siguiente, hacia las 10.00 a.m., integrantes de esa guerrilla, manifestaron a algunos indígenas que se encontraban en actividades de caza y pesca, debían evitar moverse y concentrarse en los caseríos porque podrían ocurrir confrontaciones armadas que los pondrían en riesgo.

Por la información dada, los pobladores se empezaron a concentrar en la cabecera de Nuevo Cañaveral, Chontadural y Alto Guayabal.

Ese mismo 29 de abril en horas de la tarde, muy cerca al Resguardo Nuevo Cañaveral, los indígenas observaron a un grupo de miembros de ELN quienes estaban armados y vestían de camuflado.

Al siguiente día, lunes 30 de abril desde la mañana, la comunidad de Nuevo Cañaveral los indígenas observaron un grupo de hombres armados con camuflados e insignias de las Autodefensas Gaitanistas de Colombia, AGC, merodeando los lugares de concentración.

Los líderes indígenas han reiterado que a pesar de las reuniones de medidas cautelares de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos no se han adoptada las medidas específicas concertadas para evitar su desplazamiento forzado, y asegurar el uso y disfrute del territorio.

Bogotá D. C., 03 de mayo de 2018

Comisión Intereclesial de Justicia y Paz