Irregularidades en proceso de erradicación de cultivos y falso desmantelamiento de laboratorios.

Desde el sábado 6 de octubre hasta el día sábado 13 de octubre, alrededor de 50 hombres de la Policía Antinarcóticos se ubicaron en la comunidad de Puerto Playa, Zona de Reserva Campesina Perla Amazónica, para realizar labores de erradicación y fumigación.

Erradicaron varias hectáreas de personas no inscritas en el Plan de Sustitución Voluntaria y expresaron: “les dejamos los tajos con las semillas”.

En el pasado las unidades erradicadoras manifestaron que debían realizar positivos.

De acuerdo con los pobladores, los erradicadores usaron tres ranchos que al momento están inactivos, en predios que ya han sido erradicados por familias que ingresaron al PNIS. Recogieron hojas secas y colocaron pipetas para pasarlos como ranchos activos.

Los uniformados también ingresaron a la casa del vicepresidente de la Junta y se llevaron los tanques y baldes de agua al campamento reinstalado a 500 metros de la comunidad.

El vicepresidente, al dirigirse hacia el campamento a exigir le fueran devueltos sus enseres, los uniformados manifestaron que cuando ellos se fueran los recogiera.

Aunque la población ha indicado que se trataba de unidades de Policía, la Armada Nacional en comunicado de prensa del domingo 14 de octubre expresó que se destruyeron laboratorios para el procesamiento de cocaína, donde según la información publicada, todos los elementos encontrados fueron destruidos.

La delicada situación en la ZRCPA tiende a empeorar dadas las respuestas incoherentes del gobierno de Colombia, generando desconfianza en la población, donde muchos de ellos desistieron de firmar el Acuerdo de sustitución voluntaria.

Bogotá D.C., 16 de octubre de 2018

Comisión Intereclesial de Justicia y Paz