Carta abierta al Presidente de El Salvador Carlos Mauricio Funes

El Servicio Internacional de Solidaridad con América Latina Mons. Romero (SICSAL), conformada por organizaciones de veinticinco países en cuatro continentes, reunidos en San Salvador, en el marco del trigésimo aniversario del asesinato de Mons. Romero, frente la situación de impunidad que este crimen mantiene, ante las recomendaciones de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos de la OEA en el sentido de “1) Realizar una investigación judicial completa; 2) Reparar todas las consecuencias de las violaciones enunciadas, incluido el pago de una justa indemnización y 3) adecuar la legislación interna a la Convención Americana, a fin de dejar sin efecto la Ley de Amnistía General” (emitida por la Asamblea Legislativa en el año 1.993), y ante el permanente envío de militares Salvadoreños a instruirse en la Escuela de las Américas en Georgia USA, a Usted respetuosamente manifestamos:


Servicio Internacional Cristiano de Solidaridad
Con los pueblos de América Latina

Correo Electrónico: [email protected] Página Web:

www.sicsal.net

Carta abierta al Presidente de El Salvador Carlos Mauricio Funes

Señor Presidente,

El Servicio Internacional de Solidaridad con América Latina Mons. Romero (SICSAL), conformada por organizaciones de veinticinco países en cuatro continentes, reunidos en San Salvador, en el marco del trigésimo aniversario del asesinato de Mons. Romero, frente la situación de impunidad que este crimen mantiene, ante las recomendaciones de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos de la OEA en el sentido de “1) Realizar una investigación judicial completa; 2) Reparar todas las consecuencias de las violaciones enunciadas, incluido el pago de una justa indemnización y 3) adecuar la legislación interna a la Convención Americana, a fin de dejar sin efecto la Ley de Amnistía General” (emitida por la Asamblea Legislativa en el año 1.993), y ante el permanente envío de militares Salvadoreños a instruirse en la Escuela de las Américas en Georgia USA, a Usted respetuosamente manifestamos:

1. Reconocemos la exaltación que usted ha hecho de la figura de Mons. Romero, como guía espiritual de su Gobierno y de la aceptación, ante la CIDH, de la culpabilidad del Estado salvadoreño en la falta de justicia en este caso y del inicio del cumplimiento de la segunda recomendación de la referida Comisión.

2. En este sentido, solicitamos a Usted, motive, agilice e invite al Órgano Legislativo y al Órgano Judicial para que retomen sus obligaciones a fin de lograr un efectivo y rápido cumplimiento de las otras dos recomendaciones de la CIDH.

3. Expresamos nuestra preocupación por la falta de investigación en esta caso y, también -en consonancia con la opinión del señor Procurador de los Derechos Humanos, de otros sectores de la sociedad salvadoreña y de la misma Comisión Interamericana de Derechos Humanos- nuestro rechazo a la Ley de Amnistía General porque contribuye a mantener la impunidad en El Salvador e impide la verdadera reconciliación del país.

4. Como red SICSAL, comprometida en la construcción de la paz, la justicia y defensa de los Derechos Humanos, estaremos atentas/os a su respuesta y al seguimiento del cumplimiento, por parte de la Fiscalía y de la Asamblea Legislativa de El Salvador, de la primera y tercera recomendación de la CIDH emitida en el año 2000.

5. El Salvador es el segundo país de América Latina y el Caribe, después de Colombia, en enviar militares a recibir adiestramiento en la Escuela de las Américas en Georgia Estados Unidos. Como usted conoce, militares implicados en el crimen de Monseñor Romero fueron adiestrados en esa escuela de criminales, por esta razón exigimos que, en su calidad de jefe del ejecutivo, acoja la petición, hecha por el Movimiento por el cierre de la Escuela de las Américas de los Estados Unidos, de suspender el envío de estos oficiales, de modo que podamos tener la esperanza que crímenes tan horrendos como el de Monseñor Romero, de los jesuitas y sus dos colaboradoras, todos los de lesa humanidad, que ha padecido El Salvador, no se vuelvan a repetir.

La humanidad herida con el crimen de Monseñor Romero agradecerá la atención a nuestro pedido.

Servicio Internacional Cristiano de Solidaridad con los pueblos de América Latina Oscar Arnulfo Romero -SICSAL-.

San Salvador, 24 de Marzo de 2010.

30 Aniversario de su Martirio.