Angel Quintero y Claudia Monsalve

Ángel Quintero y Claudia Monsalve

El viernes 6 de octubre del año 2000 a las 10:30 p.m., en una cafetería de la ciudad de Medellín fue la última noche en que Ángel José Quintero y Claudia Patricia Monsalve departieron con cinco de sus amigos y compañeros de la Asociación de Familiares de Detenidos Desparecidos – ASFADDES – seccional Medellín.
Ángel José decidió acompañar a Claudia Patricia a su casa en el poblado de Itagüí. De acuerdo con testigos los dos integrantes de ASFADDES fueron abordados por dos hombres armados que se movilizaban en una motocicleta y luego obligados a subirse a una camioneta.
Ángel José un mes antes había recibido amenazas de muerte contra su vida debido a su labor en búsqueda de sus familiares Desaparecidos y de todos los Desaparecidos forzados por los que afirmó el derecho a la memoria, a la verdad, a la justicia y reparación integral. Claudia Monsalve estaba vinculada a ASFADDES exigiendo el esclarecimiento de la detención y desaparición forzada de su hermano, un estudiante universitario desaparecido en 1995.
La Desaparición Forzada de Ángel José y Claudia ocurrió en un contexto de una persecución sistemática de agentes estatales contra organizaciones de derechos humanos y organizaciones sociales en Medellín. Dentro de los mecanismos de persecución se descubrió que un millar de líneas telefónicas fueron interceptadas ilegalmente actuaciones en las que participó el Teniente Mauricio Santoyo Velasco. 
La desaparición forzosa de Claudia Patricia y Ángel José mientras se encontraba en impunidad,  el Teniente Mauricio Santoyo fue ascendido a Secretario de Seguridad de la Presidencia de Alvaro Uribe Velez, posterior a los hechos.
Claudia Patricia y Ángel Quintero después de su desaparición forzosa viven en la memoria de ASFADDES, de sus hijas e hijos que han crecido con la esperanza y con la convicción de que el Derecho a la Verdad y a la Justicia es innegociable. Las palabras, los testimonios, los dibujos, los rostros de sus familiares son una afirmación de que el olvido es inexistente, que la única palabra auténtica es la dignidad en la justicia. Ellas y ellos son la memoria viviente de lucha contra la impunidad. Sus familiares continúan en la incansable búsqueda de respuestas, la incansable lucha por saber la verdad, afirmando la memoria. 
Ángel José Quintero y Claudia Monsalve en la Memoria.
Ángel José Quintero y Claudia Monsalve Sin Olvido. 

Leave a Reply