Seis años del Acuerdo de Paz: así lo retratan los hijos de excombatientes de Farc

Este 24 de noviembre se cumplen seis años de la firma del Acuerdo entre el Estado y la extinta guerrilla. En medio de logros y retrasos, niñas y niños -en su mayoría nacidos en espacios de reincorporación- dibujaron sus visiones sobre la paz.

“Palomita, palomita, palomita de la paz: hoy que vienes a Colombia dime si te quedarás. Palomita, si te quedas muy contenta estaré, hoy que llegas a mi patria contigo me quedaré”. Quien canta es Nasly Maité, una niña tolimense de cinco años de edad que forma parte de Hijos de la Paz, un coro que reúne a 50 niños y niñas hijas de firmantes del Acuerdo de Paz. Nasly canta la canción en uno de los ensayos del grupo en el Colegio Mayor de San Bartolomé, en el centro de Bogotá.

A pocos pasos de allí queda el Teatro Colón, el lugar donde este 24 de noviembre hace seis años se firmó la paz entre el Gobierno y los miembros de la extinta guerrilla de las Farc.

Entre los firmantes de ese acuerdo está Johana Andrea Ramírez, la mamá de Nasly, y quien estuvo en las Farc durante poco más de dos décadas

La vida de esta mujer pasó de la atención odontológica a sus compañeros en el monte y, posteriormente, a prestarles esos servicios a los negociadores del antiguo grupo armado en La Habana, a iniciar desde cero en el espacio de reincorporación de Icononzo, Tolima, donde nació y ha crecido su hija.

Nasly y otros niños y niñas son parte del baby boom de las Farc. De acuerdo con registros de la exguerrilla, al momento de dejar las armas, 80 mujeres de sus filas estaban embarazadas y 66 más ya tenían hijos de corta edad. Tanto esa generación como quienes vinieron después son un auténtico milagro, porque una regla y prohibición incuestionable dentro de las filas de esa guerrilla era la de no poder tener hijos, y quienes incumplieran con eso podrían pagar consecuencias como ser alejadas de ellos o ser blanco de abortos forzados.

Además de cantar y bailar en el ensayo, esta vez los niños y niñas de Hijos de la Paz dibujaron y colorearon sus visiones sobre la paz y el perdón. El mismo día del ensayo hicieron toda una muestra artística de lo que para ellos es construir paz y felicidad para sus vidas.

Uno de ellos ponía una frase con vehemencia “En Colombia hai paz” (sic) y la acompañaba con una paloma y la bandera del país. También hubo dinosaurios, retratos dedicados a sus abuelitas, jardines, pentagramas musicales, palomas popochas, corazones, pingüinos coloreados con los colores de la Tierra y fachadas de sus casas. Claro, no faltaron los rayones y las dudas sobre qué dibujar. No había competencia por quién hacía el “mejor dibujo”.

El ejercicio se trataba de mostrar un balance de un acuerdo de paz más allá de cifras frías, análisis académicos, titulares de prensa o muestras de datos sofisticados.

Diego, de siete años y uno de los artistas, se nos acercó y nos dijo algo que en resumen era la idea de este ejercicio con colores: “En mi casa me enseñaron que siempre la paz, que todos somos iguales y que con la música vamos a cambiar las cosas tristes”.

Siempre la paz
El coro de Hijos de la Paz nació hace un año, justamente para la conmemoración del quinto aniversario del Acuerdo.

Imagen: Niños del Coro de la PAZ dibujan que es la Paz
Foto: GUSTAVO TORRIJOS

Fuente: https://www.elespectador.com/colombia-20/paz-y-memoria/seis-anos-del-acuerdo-de-paz-con-farc-hijos-de-excombatientes-dibujaron-sus-visiones-de-la-paz/?utm_source=interno&utm_medium=boton&utm_campaign=share_notas&utm_content=boton_twitter_share_notas

Leave a Reply