Confinamiento Santa Rosa de Guayacán

Resguardo Santa Rosa de Guayacán – Comunicado público emergencia por la pandemia COVID-19

Buenaventura, 26 de marzo de 2020

Señores
MINISTERIO DEL INTERIOR – DIRECCIÓN DE ASUNTOS INDÍGENAS, ROM Y MINORIAS ÉTNICAS
PRESIDENCIA DE LA REPÚBLICA DE COLOMBIA
MINISTERIO DE SALUD Y PROTECCIÓN SOCIAL
ALCALDÍA DISTRITAL DE BUENAVENTURA
SECRETARIA DE DESARROLLO ECONÓMICO RURAL
SECRETARIA DE SALUD DISTRITAL
SECRETARIA DE CONVIVENCIA

ASUNTO: Comunicado público emergencia por la pandemia COVID-19

EL RESGUARDO HUMANITARIO BIODIVERSO SANTA ROSA DE GUAYACÁN, POBLACIÓN INDÍGENA DEL PUEBLO WAUNAAN NONAM, DE LA CUENCA DEL BAJO CALIMA BUENAVENTURA VALLE DEL CAUCA “ZONA RURAL”, en consideración a:

– Que el 11 de marzo de 2020 la Organización Mundial de la Salud -OMS- declaró que el brote del nuevo Coronavirus Covid-19 es una pandemia, por lo que instó a los Estados a tomar acciones urgentes y decididas para la identificación, confirmación, aislamiento, monitoreo de los posibles casos y su tratamiento.

– Que el Ministerio de Salud y Protección Social mediante resolución No. 385 de 12 de marzo de 2020, declaró emergencia sanitaria en todo el territorio nacional hasta el 30 de mayo de 2020.

– Que mediante el Decreto 417 de 17 de marzo de 2020 se declaró el estado de emergencia económica, social y ecológica en todo el territorio nacional, por el término de treinta (30) días calendario, por causa del nuevo Coronavirus COVID-19.

– Que mediante el Decreto 457 de 22 de marzo de 2020 el Gobierno Nacional impartió instrucciones con ocasión de la emergencia sanitaria generada disponiendo: “aislamiento preventivo obligatorio de todas las personas habitantes de la República de Colombia, a partir de las cero horas (00:00 a.m.) del día 25 de marzo de 2020, hasta las cero horas (00:00 a.m.) del día 13 de abril de 2020 en el marco de la emergencia sanitaria por causa del Coronavirus COVID 19”.

Conforme a lo anterior manifestamos nuestra profunda preocupación por el abandono en el que nos encontramos, pues la magnitud de la amenaza por el virus COVID – 19, pone en peligro a nuestra comunidad, pues habitamos en una zona que carece de atención hospitalaria y nos encontramos demasiado lejos de un centro hospitalario.

La fuerte ola de verano ha secado las fuentes de agua, por lo que debemos consumir y utilizar agua contaminada y sin tratar del Río Calima, provocando especialmente en niños y ancianos enfermedades estomacales con síntomas de fiebre, dolor de cabeza, diarrea y brotes en la piel.

En lo que corresponde a nuestra alimentación, las cosechas en su gran mayoría se han perdido por el verano, generando que no podamos garantizar la alimentación de nuestra comunidad.

La presencia de actores armados en nuestro territorio, sumado al abandono al que históricamente hemos sido sometidos y que actualmente se ha propiciado por el aislamiento preventivo obligatorio, no permite que podamos acceder a fuentes de comidas, pues los medios de transporte fluvial han sido suspendidos y los centros de abastecimiento en la zona han cerrado, ocasionando una amenaza a nuestros derechos a la salud, integridad personal.

El confinamiento generado por el conflicto no permite a la comunidad ir a las parcelas de producción comunitaria por temor a actores armados. Esto no nos permite ir a los lugares de siembra del pan coger, banano, papachina, plátano caña, piña, yuca. Estos productos se están perdiendo.
Aproximadamente 50 hectáreas familiares se están perdiendo por la presencia de actores armados y por el verano intenso.
15 hectáreas de producción comunitaria se están perdiendo.

Por todo lo anterior solicitamos al gobierno nacional la adopción de un plan de contingencia dirigido a las comunidades indígenas que habitan el bajo Calima que garantice nuestra seguridad alimentaria.

Se adopte un plan de contingencia que solucione la falta de acceso a nuestro derecho al agua potable.

Se adopte un plan de contingencia que permita el tratamiento de las enfermedades presentadas al interior de la comunidad.

Se nos haga entrega de combustible para poder trasladar a los enfermos que requieran atención de mayor nivel.

Se adopte un plan dirigido a las comunidades indígenas que habitan el bajo Calima a fin de prevenir y tratar la pandemia de COVID – 19.

Les recordamos que el Resguardo indígena de Santa Rosa de Guayacán cuenta con medidas cautelares de protección otorgadas por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos que cobija a 121 habitantes.

Agradecemos su atención:

Atentamente
Resguardo Humanitario Biodiverso Santa Rosa de Guayacán

EVANGELISTO PERTIAGA GUIMER QUIRO
Autoridad Principal Secretario

Leave a Reply