Registro irregular a defensores de nuestra Comisión de Justicia y Paz por parte de la Fuerza Pública en Putumayo

Hoy miércoles 10 de abril,  eso de las 9:45 a.m. en el sector del cementerio, en la entrada al municipio de Mocoa, cuando los defensores de Derechos Humanos de nuestra Comisión de Justicia y Paz Carlos Fernández y Fabio Ariza se dirigían en el esquema de protección asignado por la UNP, hacia la Minga de resistencia adelantada por el Pueblo Nasa, fueron retenidos por dos unidades policiales.

Los uniformados que se identificaron como el Subteniente Rafael Mendoza y el patrullero Berrio, desconocieron los protocolos establecidos para el registro de vehículos de protección, pidieron documentos de identidad e intentaron abrir las puertas del automovíl.

A pesar de que el conductor-escolta se identificó presentando su acreditación, los uniformados, manifestaron que se debía presentar un carné porque no podían confiar en que era un esquema de protección.

Los uniformados ordenaron el registro del vehículo, a esta segunda exigencia los defensores se negaron, manifestando, que su negativa era en razón de su falta de respeto por lo establecido y los protocolos determinados desde la UNP para estas situaciones.

Fabio y Carlos fueron conducidos a la estación de policía de Mocoa ubicada en el parque central, ahí se realizó la inspección exhaustiva del vehículo y corroboraron antecedentes judiciales.

Los uniformados fueron insistentes en conocer las actividades y lugar hacia donde se dirigían los defensores de nuestra comisión.

Hacia las 10:15 a.m. y posterior a la inspección se permitió continuar el recorrido y labor de los defensores.

La acción de los uniformados y la inspección minuciosa del vehículo desconoce los protocolos y procedimientos establecidos, estigmatiza la labor de las y los defensores de derechos humanos, el señalamiento es uno de los principales obstáculos para el desarrollo de esta labor en Colombia.

Bogotá, D.C., 10 de abril de 2019

Comisión Intereclesial de Justicia y Paz