Nicolás Neira

Hoy, 1 de Mayo recordamos a Nicolás Neira, quien fue asesinado por integrantes del Escuadrón Móvil Antidisturbios ESMAD, durante la marcha del día del trabajo en el año 2005 a la que se unen sindicalistas, campesinos, estudiantes, desempleados, activistas.

Nicolás Neira de 15 años de edad se encontraba cursando el grado novenos en el Liceo Miguel de la Salle, el 1 de mayo había decidido encontrarse con unos amigos para comprar libros en la carrera 7ma con calle 18, allí fue,y se encontraron con la represión en la marcha, el junto con demás marchantes fueron atacados por el ESMAD, que les lanzó gases lacrimógenos, y les propinaron golpes con bastones y patadas.

Nicolás, quien cayó inconsciente debido a sus problemas de asma y los múltiples golpes, no fue atendido por los uniformados los uniformados que fueron los responsables de su estado, por lo que transeúntes lo trasladaron al Centro de Atención Médica Inmediata, Cami, de la Perseverancia, donde recibió los primeros auxilios; ante la gravedad de su estado fue llevado a la Clínica Jorge Piñeros Corpas, en donde le el diagnóstico médico dictado fue fractura en el cráneo, con una hemorragia interna y múltiples hematomas por el cuerpo. Nicolás falleció cinco días después en la sala de cuidados intensivos.

Los agentes del ESMAD involucrados en el asesinato de Nicolás Neira negaron su presencia en el lugar de los hechos y dijeron que los golpes que recibió fueron propiciados por un grupo de “Metaleros” y “Punkeros” que según ellos iniciaron un “Pogo”, aun así el material visual, y los testimonios fueron contundentes de modo que se confirmó la presencia del ESMAD ese día, en el sitio del asesinato y la agresión a quienes se encontraban en ese punto.

En la Procuraduría se inició una investigación disciplinaria en contra de los oficiales que estaban a cargo de la marcha, el capitán Julio César Torrejos y el subteniente Edgar Fontal Cornejo, la investigación fue archivada en segunda instancia en Abril del 2010.

Un año después, en marzo del 2011, el Juzgado 37 Administrativo de Bogotá condenó al Estado colombiano por acción y omisión, y le ordenó pagar una indemnización de 160 millones de pesos a la familia Neira.

Ante la impunidad  el caso fue puesto en conocimiento de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos.

Yuri Neira, padre de Nicolás, a sido amenazado en diferentes oportunidades y a tenido que salir del País.Él y su familia esperan una verdad, justicia y reparación integral. El asesinato de Nicolás Neira continúa en la impunidad.

Nicolas Neira en la Memoria.
Nicolas Neira Sin Olvido.