Miguel Angel Díaz

Miguel Ángel Díaz Martínez

Fue químico y restaurador de obras de arte, Inició su vida laboral muy joven, en el sector estatal en Colcultura, allí fue fundador del sindicato y despedido por la labor sindical junto con su compañera Gloria, militante comunista y luchadora incansable por la búsqueda de la verdad, de la justicia y la reparación integral, tuvo tres hijas Ángela, Luisa Fernanda y Juliana, la menor.

Luego de ser despedido de Colcultura se dedicó tiempo completo a la labor sindical y política. Miguel Ángel, como todos/as los/as militantes del Partido Comunista centraron sus esfuerzos en el proceso de creación de la Unión Patriótica (UP). La UP, naciente de los acuerdos de Paz entre el gobierno de Belisario Betancur (1982- 1986) y las FARC (Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia), fue blanco de varios planes de exterminio que llevaron a lo que hoy se conoce como el genocidio político en Colombia con más de 5 mil víctimas.

El 5 de septiembre de 1984 fue desaparecido por el Estado Colombiano, se encontraba en la puerta de la oficina de Instrumentos Públicos de Puerto Boyacá (Boyacá) cuando en una acción conjunta entre la Policía, agentes del Departamento Administrativo de Seguridad del Estado (DAS) y paramilitares del MAS, fue llevado al interior de un carro Renault 12 blanco al que seguía una motocicleta roja que conducía el detective del DAS rural Jorge Luis Barrero.

Este último fue procesado y sentenciado por el Juzgado Primero Penal del Circuito de Tunja a 5 años de prisión, por “secuestro simple”. Fue capturado el 17 de julio de 1987 y recluido en la penitenciaría El Barne. El 27 de febrero de 1990, fue puesto en libertad “por pena cumplida y buena conducta”. Dos días después de su desaparición, su familia fue a buscarlo sin obtener respuesta. A los diez días regresaron junto con sus compañeros de lucha y amigos para presionar al Estado que lo entregara con vida, este día casi se los llevan a ellos también.

Tres autobuses con 150 personas fueron rodeados por grupos paramilitares liderados por Pablo Emilio Guarín Vera, diputado liberal (asesinado en 1987), cuyo jefe político era Jaime Castro Castro, Ministro de Gobierno del presidente Belisario Betancourt. El Diputado Pablo Emilio Guarín y el Ministro de Gobierno, Jaime Castro, nunca fueron llamados a declarar.

Otro agente del Estado que estuvo relacionado con la desaparición, fue el Teniente Álvaro Becerra Álvarez, Comandante de Policía de Puerto Boyacá, quien fue llamado a declarar en reiteradas ocasiones y no se presentó. El oficial fue ascendido hasta llegar a Brigadier General su familia no tiene ninguna respuesta: ¿dónde están los victimarios?¿Cuándo darán razón? ¿Dónde están los desaparecidos?  ¡Seguimos el camino por la verdad, la justicia y contra la impunidad hasta encontrarte!