Lecciones del aprendiz autoritarismo y desigualdad – Balance del tercer año de gobierno de Iván Duque Márquez

#LeccionesDelAprendiz 📔 informe de derechos humanos del tercer año de gobierno Duque, “Lecciones del Aprendiz: Autoritarismo y desigualdad” elaborado por tres plataformas que agrupan a más de 500 organizaciones sociales.

#ElAprendizSeRajaEn Derechos humanos.

En septiembre de 2019 y en el mismo mes de 2020, cuando  se cumplieron los dos primeros años de mandato de Iván  Duque Márquez, las plataformas nacionales de derechos humanos elaboraron sendos informes de balance de  gestión del gobierno en materia de paz y  derechos humanos en el país. Ahora, continúa el ejercicio con el tercer informe,  construido desde voces plurales, tanto de  organizaciones sociales, como de personas  de la academia.

Los análisis se presentan alrededor de cuatro ejes temáticos, que dan el nombre  a cada capítulo:

– Paz, crisis humanitaria y situación de personas defensoras.

– Debilitamiento de la democracia.

– Empobrecimiento y desigualdad.

– Colombia, el mundo y su relacionamiento.

1. Paz, crisis humanitaria y situación de personas defensoras

Los tres años del gobierno de Iván Duque Márquez han mostrado un escalamiento  continuo de la violencia en muchos territorios del país. Las razones de ello son que  Duque, de manera intencionada, no ha implementado el Acuerdo de paz firmado en  2016[1]  y lo ha reinterpretado de manera unilateral; además, ha desfinanciado las instituciones creadas por el Acuerdo y puesto  obstáculos a la salida negociada del conflicto con el Ejército de Liberación Nacional  (ELN)

En este escenario, los actores armados ilegales se han reorganizado a lo largo y  ancho de Colombia y el escalamiento del  conflicto ha significado el agravamiento de las violaciones de derechos humanos y de  la crisis humanitaria en muchas regiones.

En particular, el tercer año de gobierno de Duque ha dejado al descubierto la es tragedia de reducir el Acuerdo de paz al cumplimiento de pocos compromisos. Los informes de seguimiento a la implementación, presentado por las entidades de- signadas oficialmente para ello, coinciden en mostrar que los mayores rezagos se encuentran en el punto 1 (Reforma Rural Integral) y el punto 2 (Participación política). La jurisdicción agraria sigue siendo una deuda del gobierno, pues durante la legislatura 2020-2021, en el Congreso de la República se hundió un proyecto de ley que trataba de la creación de la jurisdicción agraria y otro excluyó esa creación. Fueron los dos proyectos discutidos al respecto.

Los Programas de Desarrollo con Enfoque Territorial (PDET), aunque con avances en diseño institucional, no responden al espíritu original del Acuerdo de paz. Tal situación la han motivado la distorsión del enfoque de la Reforma Rural Integral, el desconocimiento del enfoque pluriétnico y multicultural, la exclusión de asuntos estratégicos para la democratización del acceso a la tierra y la ausencia de resolución de desequilibrios entre lo urbano y lo rural.

Sobre participación política, cabe destacar lo respectivo a las Curules Transitorias Especiales de Paz (CTEP). Después de múltiples jugadas y dilaciones legislativas, el 3 de agosto de 2021 el gobierno nacional firmó y expidió el acto legislativo que crea las CTEP, una medida de reparación política, simbólica e histórica con las comunidades más afectadas por el conflicto armado.

Aunque la firma y expedición del acto legislativo es un avance, su implementación depende en gran medida de la voluntad del Gobierno ahora para su reglamentación mediante una ley en el Congreso.

En materia de enfoque de género, en 2020 se inició la implementación de algunas medidas, pero ellas no reportaron avances; además, bajó el ritmo de ejecución de aquellas que en 2018-2019 mostraron una implementación parcial o adelantos oportunos. Sobre resultados con respecto al acceso a tierras y uso del suelo rural, en marzo de 2021 se tenía registrado que, desde que comenzaron los programas al respecto, solo tres mujeres habían tenido acceso a la Línea Especial de Crédito para la compra de tierras, 825 mujeres y una persona LGBTI habían recibido hectáreas mediante el Fondo de Tierras y 452 mujeres se habían beneficiado con el subsidio integral de tierras.

En otro aspecto, parte de la estrategia para “hacer trizas el Acuerdo” es desfinanciarlo o destinar pocos recursos para su implementación. El quinto informe de la Contraloría General de la República sobre la ejecución de los recursos y cumplimiento de las metas del componente para la paz del Plan Plurianual de Inversiones señala que existe una alerta preocupante por el ritmo de ejecución de los recursos (en promedio, 5,6 billones anuales); de conservarse este ritmo, se alcanzaría en 26 años lo planificado en el marco fiscal de mediano plazo.

Así mismo, el gobierno acapara los recursos de la cooperación internacional y evade el cumplimiento en las tareas para la transparencia en la ejecución. El compromiso de la Comunidad Internacional (CI) permanece para el acompañamiento y la verificación, pero la CI resalta, a su vez, la poca disposición gubernamental en la rendición de cuentas.

Resumen ejecutivo:

Resumen-Ejecutivo

Informe completo: Libro_informe_Lecciones_del_aprendiz

Disponible en: LECCIONES DEL APRENDIZ | Informes de Derechos Humanos de Colombia (informesderechoshumanos.com)