Guardia ambiental indígena embera

Indígena embera es liberado

El viernes 9 de octubre a las 12:00 p.m. en el resguardo del Río Murindó, Antioquia, fue dejado en libertad el indígena Luis Hernando Rodríguez, luego de haber sido retenido por los paramilitares de las AGC que lo acusaron de ser integrante del ELN. 

Luis fue retenido el 6 de septiembre en la comunidad de Corrobó, en Murindó.

Diez días después de intentos infructuosos de búsqueda de familiares y líderes de Luis, la Guardia Ambiental del resguardo de CAMERUJ emprendió una búsqueda en la que lograron abordar a los paramilitares de las AGC, quiénes les amenazaron de muerte y les llamaron a desistir de la búsqueda y abstenerse de denunciar.

Los indígenas embera de CAMERUJ han recibido amenazas de muerte por las AGC, por haber erradicado 150 hectáreas de coca, sembradas por foráneos en su territorio, cultivos de interés de las comunidades.

Entre los líderes amenazados se encuentra Luis Siniguí quién se ha visto obligado a desplazarse desde hace dos días debido a amenazas, seguimientos y persecución de las AGC, como él lo ha denunciado.

De la misma manera los líderes Argemiro Bailarín, Aurencio Rubiano, Dilio Bailarín, Zaginimbi Bailarín; Eladin Carupia Domicó, Didier Cuñapa; Omar Bailarin, Germán Pernia, Gabriel Jomi Duamza; Armando Siniguí; Leonardo Bailarín, Joaquín Cuñapa Carupia y Óscar Sapia Bailarín han sido presionados, amenazados , seguidos sin que existan medidas idóneas del Estado y del gobierno ante el altísimo riesgo en que se encuentran ellos y las ocho comunidades de Alto Guayabal, Jaiba-Coredocito, Ancadía, Dearade, Nuevo Cañaveral, Ibudó, Urada y Padado del Cabildo Mayor Embera del Resguardo Urada Jiguamiandó. 

Se sigue percibiendo la inacción, tolerancia, complicidad, comisión por omisión de sectores de las Fuerzas Militares y Policiales con las AGC.

El territorio en disputa armada puede complejizarse como en Córdoba y el bajo Cauca o Ituango ante nuevos grupos armados que se están acercando a está región. La situación podría agravar la crisis humanitaria, de derechos humanos y derecho humanitario. Las estructuras herederas del paramilitarismo continúan su coptamiento limitando la participación de las comunidades en el Sistema Integral de Verdad, Justicia y Reparación.

CAMERUJ continúa haciendo un llamado al Presidente Duque a asumir la Resolución 2352 del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas para definir un cese de fuegos global. (Le puede interesar: https://www.justiciaypazcolombia.com/comunidades-negras-indigenas-mestizas-abogan-ante-csnu-por-acatamiento-de-resolucion-2532-por-gobierno-duque/)

Pese a las reiteradas denuncias y las exigencias al Estado colombiano de adoptar todas las medidas concretas, medibles, y necesarias para proteger la vida, integridad y la autonomía territorial de los emberas, ninguna respuesta integral, eficaz y en contexto se ha dado.

Bogotá D.C., 17 de octubre de 2020

Comisión Intereclesial de Justicia y Paz.

Leave a Reply