Familiares de desaparecidos del Palacio de Justicia 34 años buscando verdad y justicia

Los familiares de las personas desaparecidas forzadamente del Palacio de Justicia, durante los hechos ocurridos los días 6 y 7 de noviembre de 1985, y cuya victimización continua hasta hoy, cuando el estado colombiano a través de la Fiscalía General de la Nación negó la desaparición forzada de nuestros familiares, nos permitimos expresar que:

  • La labor para garantizar nuestro derecho a la justicia hecha por parte de la Corte Interamericana de Derechos Humanos y recientemente por la Corte Suprema de Justicia, ratificó la existencia de las y los desaparecidos en la retoma del Palacio de Justicia y obligó a la retractación de la Fiscalía General de la Nación en el marco de la audiencia ante la CIDH, realizada en el mes de septiembre de 2019, sin que después se materialice esa retractación en las
  • Si bien, han aparecido restos mortales de algunos de los desaparecidos, varios de ellos incompletos, parciales o mínimos, no puede entenderse que por este solo hecho las desapariciones forzadas de nuestros familiares no hayan ocurrido.
  • En días recientes, la Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia confirmó y dejo en firme la sentencia contra el general en retiro Jesús Armando Arias Cabrales, como responsable por la desaparición forzada de 5 de nuestros familiares durante el operativo militar y policial para la retoma del Palacio de

Consideramos que durante estos 34 años el Estado colombiano, a excepción de unos pocos funcionarios que en su momento cumplieron con la labor que les fue encomendada, NO ha tenido la voluntad y compromiso suficiente para esclarecer y sancionar todos los responsables de estos hechos, que pueden catalogarse como crímenes de lesa humanidad, conocidos, avalados, permitidos, realizados y ocultados por el mismo Estado, bajo el gobierno de Belisario Betancur, su Consejo de Ministros y todos los cuerpos de seguridad que participaron de la retoma.

Llevamos cuatro generaciones en esta lucha por la verdad, la justicia y la dignidad, una lucha que ha permanecido en nuestras familias como una luz encendida que no cesará de brillar en medio de la impunidad, la injusticia y la manipulación a la memoria histórica a la que el Estado nos quiere someter.

POR RESPETO A LA MEMORIA Y DIGNIDAD DE NUESTROS DESAPARECIDOS Y DESAPARECIDAS, Y TODAS LAS VICTIMAS DEL HOLOCAUSTO, SEGUIEREMOS RECLAMANDO VERDAD Y JUSTICIA.

Comunicado Palacio 34 Años by Anonymous UeGxFwA on Scribd

Leave a Reply