Nasa Comunero

Estructura armada de CDF consolida control social en territorios Nasa de Villagarzon

Desde marzo las comunidades del resguardo Nasa de Jerusalén San Luis Alto Picudito, corregimiento de Puerto Umbría, municipio de Villagarzón, experimentan las operaciones del control armado de la estructura criminal llamado Comandos de Frontera, CDF.

El domingo 7 de marzo hacia las 9:40 p.m. el comunero Bernardo Palco, coordinador de guardia indígena de la comunidad de Jerusalén sufrió un atentado en su contra. Dos sujetos vestidos de negro, con pasamontaña y portando arma corta, accionaron el arma contra Bernardo pero el arma se les trabó.

Ver Líder Nasa se salva de ser asesinado en Resguardo Jerusalén 

Los CDF transitan de manera recurrente entre las comunidades de San Luis y Jerusalén, imponiendo restricciones de movilidad, de pobladores indígenas y campesinos, ningún poblador podrá desplazarse después de las 9:00 p.m. según han expresado los armados. Así mismo mencionan que intervendrán en las decisiones internas de la comunidad y quien no acate las medidas será desplazado o asesinado.

El sábado 18 de abril, tres hombres de CDF se movilizaron en dos motos de alto cilindraje, con armas cortas y vestidos de camuflado ingresando por el territorio ancestral de la comunidad de Jerusalén y se dirigieron hacia una zona montañosa, al día siguiente los mismos tres sujetos regresaron vestidos de civil.

La presencia y movilidad de integrantes de Comandos de Frontera en el medio y bajo Putumayo se realiza en medio de la fuerte presencia militar y policial de la Brigada XXVII de Selva y la Policía Nacional.

Los CDF se presentan ante las comunidades cómo una agrupación armada conformada por narcotraficantes que tienen interés sobre los cultivos de coca y alianzas con paramilitares asentados en Puerto Caicedo.

Desde hace dos años a pesar de permanentes denuncias al Estado y gobierno de Colombia nada se ha hecho para resolver estructuralmente esta situación. La expansión de los CDF amparado en omisiones, tolerancia y complicidad de sectores institucionales continúa consolidando su poder, ahora, extraña y confusamente como parte de la Segunda Marquetalia.

Mientras el pueblo Nasa sigue por la paz, la guerra se acampa en sus territorios

Bogotá, D.C. abril 29 de 2021

Comisión Intereclesial de Justicia y Paz

Leave a Reply