En riesgo de desplazamiento comunidad negra de Calima

Hoy martes 11 de enero a las 10.00 a.m. los paramilitares de las AGC establecieron retén en la comunidad afrocolombiano de San Isidro en el río Calima.

Los hombres armados, vestidos de camuflado con fusil detuvieron las embarcaciones que transitaban sobre el río, observaban minuciosamente a las personas y los bienes que llevaban.

Las comunidades del Calima, Bajo San Juan y Litoral San Juan, se han visto afectadas por el accionar de esta estructura heredera del paramilitarismo desde el 15 de febrero de 2021 cuando se iniciaron a movilizar en la comunidad de Pichimá Playa en el Litoral san Juan

Varias comunidades se han desplazado como la comunidad Wounaan Santa Rosa de Guayacán a finales de noviembre pasado, junto a las Comunidades negras de Guadual y Ceibito.

El 14 de agosto de 2021 por sitiamiento de las AGC, las comunidades Wounaan de Puerto Guadualito y Unión San Juan debieron desplazarse a Puerto Pizario dónde aún se encuentran. Junto a ellas llegó también desplazada la comunidad indígena de Cocalito.

La disputa territorial con el ELN que hace presencia en la región, llevó a varias comunidades a declararse en estado de confinamiento, en el que se encuentran viviendo en condiciones difíciles porque no pueden salir a buscar el sustento, cazar, pescar, cosechar, y el pan coger.

El gobierno nacional es responsable de la situación presente debido a una política de seguridad que se niega a consideraciones humanitarias conforme al derecho internacional. La inacción, tolerancia y complicidad e ineficacia de las FFMM con las operaciones de las AGC ha sido evidente.

Igualmente desde marzo pasado Iván Duque se ha negado a dar respuesta precisa a la propuesta de un Acuerdo Humanitario Global, AHG

La crisis de derechos humanos y derecho humanitario en el San Juan y El Calima persiste sin que el Estado de respuesta alguna.

 

Bogotá D.C,. 11 Enero de 2021

Comisión Intereclesial de Justicia y Paz

Leave a Reply