En riesgo afros e indígenas por operaciones armadas de AGC toleradas por FM y por guerra de guerrilla de ELN

Ayer 9 de noviembre, hacia las 9:00 a.m. ingresaron al cabildo de Nuevo Cañaveral del Resguardo de Embera de Urada Jiguamiandó alrededor de 100 irregulares de las autodenominadas “Autodefensas Gaitanistas de Colombia” (AGC) uniformados, portando armas de fuego de largo alcance y radios de comunicación.

A eso de la 1:00 p.m., los AGC obligaron a las y los comuneros a asistir a una reunión; allí afirmaron que no le harían “daño” a nadie, no había porque tener miedo.

Los integrantes de las AGC manifestaron que cómo el ELN estaba sembrando minas antipersona, ellos debían hacer lo suyo. Uno de ellos agregó que cómo no iban hacerle nada a nadie, no era necesario denunciar. Éste mismo, reiteró que si denunciaban ellos se enteraban por sus amigos en las instituciones.

Al caer la tarde los armados tomaron el camino que de la comunidad de Nuevo Cañaveral conduce a la finca Bracharia. Los pobladores presumen que los AGC pernotaron toda la noche en ese lugar.

Un día antes, el jueves 8 de noviembre, siendo las 5:00 p.m., ingresaron al cabildo de Nuevo Cañaveral, del Resguardo de Embera de Urada Jiguamiandó, tres sujetos vestidos de civil, quienes fueron identificados como miembros de la estructura neoparamilitar de las autodenominada “Autodefensas Gaitanistas de Colombia”, AGC.

Los sujetos realizaron un recorrido por el lugar y luego se retiraron.

Como se recordará, el viernes 3 de noviembre guerrilleros del ELN iniciaron la instalación de minas antipersonales en algunas comunidades del territorio colectivo de Jiguamiandó. El ELN sostuvo que conforme a los principios de su organización para evitar daños irreparables manifestaron a la población que debían evitar usar los caminos y transportarse casi que exclusivamente por los ríos.

El anuncio guerrillero afecta de manera particular a las siguientes comunidades: Urada, Puerto Lleras, El Ovo, Vergel, La Laguna y Bracitos o Pueblo Pipón.

Entre tanto, las autodenominadas ” Autodefensas Gaitanistas de Colombia”, AGC, continúan haciendo presencia en el territorio colectivo, movilizándose libremente entre las comunidades de Urada, Puerto Lleras y el Reguardo Embera de Urada Jiguamiandó vestidos de civil y camuflado, y reclutando pobladores que les sirven de puntos o informantes.

El territorio colectivo y los resguardos de Jiguamiandó son estratégicos en la circulación al pacífico y Antioquia, territorios donde hay siembras ilegales de coca y extracción minera con daños ambientales y sociales, debido a la exclusión social agudizada desde 1996.

Bogotá, D.C., noviembre 10 de 2017

Comisión Intereclesial de Justicia y Paz

Leave a Reply