El alma entre doctrina militar y evangelio

Tres documentos de las fuerzas militares dan cuenta de una doctrina dirigida a capturar el alma de la población, se trata de un “Texto Especial”; de un “Manual de instrucción”y de una “Cartilla de Trabajo” editada por las fuerzas militares de Colombia, en las que instruyen al estamento castrense, sobre la implementación de la Doctrina de la Acción Integral como una fase determinante de la guerra…


EL ALMA ENTRE DOCTRINA MILITAR y EVANGELIO

Por: Comisión Intereclesial de Justicia y Paz

Tres documentos recientes de las fuerzas militares dan cuenta de una doctrina dirigida a capturar el alma de la población, se trata de un “Texto Especial” del año 2002; del “Manual de instrucción” de 2010 y de una “Cartilla de Trabajo” editada entre 2006 y 2010 por las fuerzas militares de Colombia, en las que instruyen al estamento castrense, sobre la implementación de la Doctrina de la Acción Integral como una fase determinante de la guerra. En ellos presentan acciones orientadas a conquistar el “alma y el corazón” de la población, sobre la base de que el nuevo campo de batalla a conquistar es la conciencia de las personas, su corporalidad, en lo que llaman “las guerras intangibles”.

La doctrina militar siempre ha contemplado la necesidad de incidir en la voluntad de combatientes y no combatientes. En la actual fase de la guerra interna sofistican mecanismos, con el objetivo de avanzar en el control de la corporalidad, adornado con un discursos de protección a los derechos humanos. Orientan acciones en diversas fases de su guerra: política, jurídica, mediática, de masas, de estratagemas, psicológica, de organizaciones, atacan principios universales como el de la distinción entre lo civil y lo militar, el derecho a la libre expresión, al de defender los derechos humanos, a la oposición política, pretendiendo el control social de la población en el unanimismo de intereses a los que sirve lo militar.

Expresiones de este intento de controlar la mente y el corazón de las personas abundan en el gobiernos de Álvaro Uribe y en lo que va del gobierno del presidente Santos: Redes de informantes, de cooperantes, constitución de Centros de Coordinación de la Acción Integral CCAI donde desde las fuerzas militares se orienta la intervención del Estado en comunidades vulnerables, disposición de militares en las carreteras saludando mecánicamente los vehículos que se movilizan, campañas en publicitarias en los aeropuertos, terminales de transporte terrestre, distribución de números de celular a las comunidades para que se comuniquen de manera directa con los militares, campañas de desprestigio y procesos de judicialización contra comunidades que afirman su condición de población civil en medio de la confrontación armada, campañas de desprestigio y procesos de judicialización contra defensores de derechos humanos que acompañan comunidades y que adelantan procesos internos y en instancias internacionales contra militares implicados en violaciones a los derechos humanos, intentos de seducción de comunidades mediante el discurso de que los militares de ahora son distintos a aquellos que actuaron con paramilitares en años anteriores.

Lo paramilitar, en Colombia, como parte de la estrategia de Estado, posibilitado por las acciones y omisiones de la policía y el Ejercito, hace parte de esta estrategia de seducción para el control de los territorios y el desarrollo de obras de infraestructura agropecuaria y vial en regiones como el Curvaradó, Jiguamiandó y Cacarica. Al incentivo de cultivos de palma, plátano de exportación, de la ganadería extensiva, se suma la promoción paramilitar y el consentimiento militar del cultivo y procesamiento de coca en estos territorios. La conquista del corazón y la mente de la población tienen métodos perversamente concretos: la invitación a jóvenes y adultos al consumo de alcohol y cocaina, la exhibición de grandes cantidades de dinero, el ingreso a los territorios de mujeres prostituidas.

La preservación de la conciencia, del alma y el corazón de las mujeres y hombres es esencial a la tradición cristiana tal como la recogen los evangelios. Es la que se inspira en el reinado de Dios para aquí y ahora y se expresa en la practica del Jesús histórico de la comida para todas y todos, que se afirma en la verdad, la justicia, solidaridad, fraternidad, libertad. Es aquello a defender, mas que la misma vida física, al cuerpo biológico, “quien ama su vida la perderá pero quien la pierde para mí la encontrará”, pues si ella pasa del dominio del sujeto, al dominio de quien las manipula en favor de sus pretensiones, la vida humana misma está perdida, la dignidad desaparece. Mas grave que la muerte física es la muerte del alma: “no teman a los que matan el cuerpo y no pueden matar el alma. Teman mas bien al que puede matar el alma y el cuerpo”.

Queremos entonces dar una mirada a los aspectos que consideramos relevantes, que hieren la dignidad de mujeres y hombres y son parte de la instrucción militar del ejercito de Colombia, apoyado en doctrina militar internacional, consignado en un manual, un texto especial y una cartilla de trabajo, relacionados con la conquista de la mente y el corazón de las personas y, en un siguiente paso dar una mirada al significado que para el Evangelio tiene la muerte del alma, como expresión de la muerte de la dignidad, de la humanidad, de las mujeres y los hombres. Creemos que la instrucción militar orientada a la seducción de hombres y mujeres en pos de la captura de su conciencia es de las afrentas mas profundas que puede darse a los postulados consignados en los evangelios tal como lo conocemos hoy.

Leer documento completo El alma entre doctrina militar y evangelio por Comisión Intereclesial de Justicia y Paz

Leer documento Fuerzas militares de Colombia, Ejército Nacional. Texto especial Acción integral como concepto de estrategia integral e integrada del ejército. Primera Edición 2002
http://justiciaypazcolombia.com/IMG/pdf/texto_especial_fuerzas_militares.pdf

Leer documento Fuerzas militares, Comando general. Instrucciones generales sobre la Doctrina de la Acción Integral. Cartilla de Trabajo.
http://justiciaypazcolombia.com/IMG/pdf/Fuerzas_militares_comando_general.pdf

Martes 19 de junio

Comisión Intereclesial de Justicia y Paz