Diego Bailarín, nueva victima de mina antipersona

Ayer martes 13 de julio a las 9.00 a.m el indígena Diego Bailarin Carupia, perdió el pie izquierdo al tocar una mina antipersona cuando trabajaba en su parcela.

Diego se encontraba trabajando con un familiar en siembras de pan coger ubicada a seis kilómetros de la comunidad de Turriquitado Alto del Resguardo del Río Chageradó, Murindó, Antioquia

A pesar de los llamados de las comunidades Embera al gobierno para lograr una atención de emergencia para Diego sacándolo por medio aéreo, ninguna respuesta se logró, incluso, a pesar de la convocatoria extraordinaria a un Comité de Justicia Transicional que se realizó ayer martes con la presencia de todas las autoridades cívicas y militares

La comunidad por sus propios medios con hamacas y botes, y en medio de campos minados sacaron a Diego de Turriquitado Alto. Luego de 12 horas de travesía, hoy miércoles 14 de julio, la comunidad logró dejar a las 12 del medio día en el hospital del municipio de Murindó a Diego

A las 4.50 p.m. Diego Bailarín Carupia fue trasladado por orden médica en un helicóptero militar a un hospital a la ciudad de Medellín.

En medio de la disputa territorial entre la guerrilla del ELN y las estructuras paramilitares de las AGC se han usado minas antipersona. Inicialmente se denunció que el ELN realizó estás instalaciones y a pesar de las exigencias de la comunidad Embera para levantarlas esta fue desoída por la guerrilla. Igualmente se conoció que las AGC han logrado también neutralizar campos minados y hacer uso de los mismos.

Son varias las víctimas civiles por el uso de minas como medio de guerra en la confrontación armada entre el ELN y las fuerzas estatales y paraestatales en los límites del bajo y medio Atrato. Los llamados dirigidos por las comunidades al presidente Duque para un Acuerdo Humanitario Global no han merecido desde marzo de 2020 la más mínima respuesta y ni siquiera una acción de tutela de más de 110 organizaciones lograron proteger su vida e integridad frente a esta dinámica aterradora de la guerra.

En honor a la vida de +Remelina Benítez (20.06.21); +Virgilio Bailarin Pernia (05.07.21) de los heridos Silvanio Zapia (20.06.21) y Eulalia Bailarin (05.07.21) y del terror que viven las comunidades emberá de los Resguardos Chageradó y Murindó, exigimos a todas las partes armadas escuchar el clamor del pueblo Embera
por un Acuerdo Humanitario Global.

Llamamos a los sectores empresariales a asumir con transparencia sus intereses ante las comunidades cesando sus actuaciones a través de la violencia armada y anteponer a la ambición, el respeto a la Vida de las comunidades

Llamamos al Estado colombiano a dar de manera urgente respuesta a la situación de crisis humanitaria de la comunidad Embera e iniciar a su lado una experiencia de distensión y construcción novedosa de paz territorial.

Bogotá, D.C. 14 de julio de 2021

Comisión Intereclesial de Justicia y Paz

Leave a Reply