Líderes emberas Jiguamiandó

Continúa persecución contra líderes indígenas

El martes 6 de agosto a las 9:00 a.m. la guardia ambiental y la comunidad indígena de Nuevo Cañaveral fueron abordados por alias “El Mocho”, en el corregimiento de Pavarandó, Murindó, Antioquia, preguntando por los líderes indígenas Germán Pernía y Omar Bailarín, indicando que tenía que reunirse con ellos.

Alias “El Mocho” fue miembro de las AUC, fue detenido en 2007 y se informa que al parecer tiene una sentencia de casa por cárcel  en el lugar conocido como La Carpa en Pavarandó, por su participación en grupos paramilitares. 

Desde el mes de abril se denunció el listado de líderes y lideresas indígenas confeccionado por los paramilitares de las AGC, entre ellos, se encuentran los indígenas Germán Pernía y Omar Bailarín,  Jesús Bailarín y Argemiro Bailarín, quiénes habitan en Jiguamiandó.

Miembros del Ejército Nacional también han preguntado por los líderes, indagando por lo ocurrido en la comunidad de Nuevo Cañaveral cuando fueron sancionados paramilitares de las AGC, acción que ha puesto en riesgo a los líderes indígenas. 

Ninguna medida ha sido adoptada por el gobierno y Estado de Colombia. Las comunidades negras, afromestizas e indígenas del Bajo Atrato  están siendo blanco de una operación de control social, territorial paramilitar desde 2016 que  ha ido generando fragmentaciones, desplazamientos individuales y familiares, pánico, zozobra, silencio.

Las operaciones militares y policiales han sido ineficaces, inexistentes, y son responsables de la delicada situación en Jiguamiandó, Curbaradó, Cacarica, Pedeguita y Mancilla, La Larga Tumaradó.

Bogotá, D.C. 09 de agosto de 2019

Comisión Intereclesial de Justicia y Paz.

Imagen: Mauricio Álvarado/El Espectador

Leave a Reply