Continúa control en la vivienda de la lideresa Jani Silva

El miércoles 8 de agosto, sobre las 12:25 p.m., en el municipio de Puerto Asís, Putumayo, la vivienda en la que habita Jani Silva fue objeto nuevamente de control.

Un hombre que se desplazaba en una moto de alto cilindraje, se detuvo repentinamente cerca al lugar de residencia de la lideresa Jani Silva en la que parmanece casi aislada desde que se vio obligada a desplazarse por amenazas de muerte desde diciembre pasado.

El sujeto observó detenidamente la vivienda de Jani, puso una de sus manos en el canguro que llevaba en la cintura y se retiró.

En la semana, Jani ha sido informada sobre la presencia de hombres extraños, vestidos de civil o con cartucheras, haciendo vigilancia en el entorno de su vivienda desde las últimas dos semanas.

Esta situación viene ocurriendo desde hace dos semanas, donde sujetos extraños observan los movimientos en la vivienda de Jani.

Desde hace ocho meses la lideresa, representante legal de Adispa, organización que representa la Zona de Reserva Campesina Perla Amazónica, que ha impulsado el proceso de implementación del Acuerdo de Paz en el territorio; y promovido iniciativas de reforestación y las afecciones socioambientales por operaciones petroleras, entre ellas de la empresa Amerisur, que desconocen principios de NU sobre derechos humanos y ambiente.

A pesar de la serie de amenazas y mecanismos de persecución contra Jani Silva, otros líderes y su familia las investigaciones carecen de avances. Tampoco existen medidas concretas que aseguren la vida e integridad y libre movilidad para que la lideresa pueda ejercer sus actividades de promoción de paz, derechos humanos y ambiente.

Bogotá D.C., 9 de agosto de 2018

Comisión Intereclesial de Justicia y Paz

Leave a Reply