Continúa afectación a la Zona de Biodiversidad La Esperanza.

El miércoles 21 de noviembre, en la localidad de Bijao, Territorio Colectivo de Pedeguita y Mancilla, Alfredo López, ocupante de mala fe, echó ganado sobre la Zona de Biodiversidad La Esperanza de la familia Polo.

Igualmente, en predios usurpados a esta familia se ha iniciado la siembra de arroz.

Hasta el lunes 26 de noviembre el ganado estuvo invadiendo la Zona de Biodiversidad.

Igualmente, el jueves 22 de noviembre Alfredo López aborda a Eliodoro Polo, intimidándolo le indica que una persona en Bajirá le manda decir que si no acata las órdenes, se atenga a las consecuencias.

Ese mismo día ingresó a la Zona de Biodiversidad una retroexcavadora en dirección al proyecto de la Agencia Nacional de Tierras. La máquina se quedó hasta el lunes 26 de noviembre, cuando inició labores de canalización en la siembra de plátano.

Es posible que se invada otra parte de la Zona de Biodiversidad La Esperanza, propiedad de la familia Polo para beneficiar a un directivo de Codechocó y otros agentes externos que se están viendo beneficiados por el proyecto inconsulto de la Agencia Nacional de Tierras.

Desde el pasado mes de septiembre se ha venido afectando la Zona de Biodiversidad La Esperanza de la familia Polo debido al actuar del representante legal del Consejo Comunitario de Pedeguita y Mancilla, Baldoino Mosquera, quien impulsa un proyecto platanero inconsulto de la comunidad, completamente en contravía de la preservación ambiental.

Siguen actuaciones con abuso de poder con el silencio institucional que hace inviable una devolución de tierras en derecho.

Bogotá D.C., 03 de diciembre de 2018
Comisión Intereclesial de Justicia y Paz

Leave a Reply