Ardid paramilitar

”Echaron hiel en la comida y para la sed vinagre por bebida” Salmo 69, 22



Detalles

Hacia las 6:30 horas, martes 15 de junio, 4 “civiles” armados de la estrategia paramilitar encubierta ingresaron a la finca “El Paraíso”, lugar humanitario de la Comunidad de Vida y de Trabajo, se ubicaron en la casa central de la Hacienda, en el que habitan y cultivan productos de pan coger, 108 campesinos, la mayoría de ellos menores de edad.

Una hora después, los paramilitares se trasladaron hacia las 7:30 horas al lugar de vivienda de los integrantes de la Comunidad de Vida y de Trabajo. Los 4 armados, vestidos de camuflado con armas largas, se identificaron como integrantes del Bloque “Elmer Cardenas” afirmando que estaban iniciando presencia en todas las comunidades en donde no existe ley” (…) “estamos aquí para dar la seguridad que piden las comunidades”. A la exigencia de respeto del espacio, de la propiedad privada humanitaria, se negaron a abandonar la región. A nosotros no nos cobijan medidas cautelares de esa Comisión Interamericana de derechos Humanos ni nada de eso, afirmaron

Minutos después regresaron a la casa central de la Finca Comunitaria.

Hacia las 14:00 horas llegan otros 40 hombres armados, vestidos de camuflado, con armas largas y cortas

A las 16:00 horas provenientes del casco urbano de Dabeiba en una camioneta ingresó a la propiedad comunitaria y lugar humanitario, vestido de civil el comandante paramilitar. Simultáneamente ingresaron 100 hombres más de estas estructuras armadas.

Ante la presencia de misioneras de la iglesia católica se molestaron profundamente, señalando como mayor insistencia a quiénes exigieron respeto por el lugar humanitario, y la salida inmediata del lugar.

Hacia las 18:00 horas se retiraron cerca de 106 hombres armados, vestido de camuflado y con armas largas, otros 44 salieron sin ser vistos por los miembros de la Comunidad de Vida y de Trabajo.

En horas de la mañana, del miércoles 16 de junio, los pobladores del lugar humanitario recorrieron el lugar encontrando debajo de matas de sus siembra, un significativo número de morrales y machetes tapados.

A la 13:40 horas la Vice Presidencia de la República fue informada del hecho sin que exista hasta el momento de este envío respuesta alguna. La Defensoría del Pueblo ha sido informada de la situación.

A las 15:00 horas la personería municipal ha manifestado que no puede hacer nada, pues no sabe si los hechos tengan que ver con el proceso de desmovilización de los paramilitares, se excuso justificando la posibilidad de presencia armadas que impidan su acceso a la finca “El Paraíso”.

Líneas de Interpretación

La actuación paramilitar ocurre dentro del perímetro de presencia institucional de las fuerzas militares que ejercen acciones de control dentro del proceso de institucionalización del paramilitarismo.

El ardid paramilitar pretende justificar la militarización del lugar humanitario de la Comunidad de Vida y de Trabajo, al que se han negado desde 1.999, en desarrollo de su propuesta de afirmación integral de sus derechos sin ser involucrados en el conflicto armado.

Se interpreta la acción de tipo paramilitar como una forma de presionar a la Comunidad de Vida y de Trabajo en su decisión de ejercer el Derecho a la Verdad, a la Justicia, y a la Reparación Integral. Es una forma de pretender controlar la presencia humanitaria y de evitar el ejercicio de memoria y de ejercicio de denuncia con claridad que la comunidad ha puesto en conocimiento del Estado colombiano y de la comunidad internacional respecto a la actuación conjunta, a la complicidad y a la unidad de acción de militares de la IV con los paramilitares, a la connivencia de estructuras paramilitares en el casco urbano de Dabeiba, unidades policiales y militares; y a la denuncia de un peaje paramilitar permanente en la carretera que conduce a Medellín, a escasos tres minutos del casco urbano.

Solicitudes

Comunicaciones al Procurador General de la Nación, EDGARDO MAYA VILLAZON +57.1.342.9723, +57.1.281.7531 [email protected], al Defensor Nacional del Pueblo WOLMAR PEREZ, 571 3147300, 5713461225 [email protected] solicitando la presencia de funcionarios del nivel nacional a fin de prevenir daños irreparables y controlar la eventual incautación de los equipos militares que se vaya a realizar

Comunicaciones, al Vicepresidente de la República FRANCISCO SANTOS y a CARLOS FRANCO [email protected] [email protected] dar un urgente y cabal cumplimiento a las medidas cautelares resueltas a favor de la Comunidad de Vida y de Trabajo desde enero de 2002, y tomar medidas administrativas que eviten abusos de la IV Brigada como ha ocurrido recientemente.


Bogotá, D.C. junio 16 de 2004
Comisión Intereclesial de Justicia y Paz