Alcides Jiménez

Hoy son 23 años de las balas infames de la guerra, que cegaron la vida física del sacerdote Redentorista Alcides Jiménez, 23 años de estar presente de otras maneras, de seguir vivo, de continuar un legado de semillas regadas, esparcidas, llevadas por los aires y los vientos andinos donde se formó, viendo retoñar en la fertilidad de amazonia, donde camino con cientos de campesinos, indígenas y afrodescendientes enseñando desde la Fe, la construcción de un mundo más justo.

Hoy serían 61 años en vida, si lo hubieran dejado vivir, al servicio de los más desfavorecidos, la muerte de Alcides fue la expresión de los celos ideológicos, de los miedos de los que se erigen en poder a nombre del pueblo, destruyendo al pueblo.

Alcides fue y seguirá siendo la esperanza del desposeído, del humilde, de quien sigue abrigando en su corazón desde el amor a la vida, por un Putumayo humanista, sin violencia con justicia social y ambiental

Gracias Alcides por andar en los caminos de la esperanza, la justicia y la verdad. Gracias por las palabras y los gestos de bondad y enseñanza con el otro y la otra.

Hoy celebramos la transformación de la vida, reconociendo el legado y la historia que construiste.

Alcides Jiménez en nuestra memoria

Alcides Jiménez eres parte de nuestro presente

Sin Olvido

Leave a Reply