Bosque primario y secundario Pedeguita y Mancilla

Afectaciones socioambientales en la Ciénaga de El Bajo de los Patos y parcelación inconsulta en los predios de la familia Velásquez y Mercado para la implementación de agronegocio de plátano

El sábado 10 de agosto a las 11:40 a.m. en Bijao y Nueva Unión, Territorio Colectivo de Pedeguita y Mancilla, observadores ambientales nacionales e internacionales constataron las afectaciones ambientales en la zona protegida de la Ciénaga de El Bajo del Pato. 

Se evidenció la alteración del curso natural de la quebrada Bijao por la intervención de una retroexcavadora que también fue introducida en la cabecera de Bijao y en Caño Pedeguita, lugar en el que se ubican los predios de las familias Velásquez y Mercado de los consejos comunitarios.

Las operaciones empresariales que se realizan sin información y sin consentimiento han realizado canales de 3.5 metros de ancho para la implementación de un proyecto platanero promovido por la Agencia Nacional de Tierras, que supuestamente beneficiará a un grupo de mujeres. 

El agronegocio secaría la ciénaga y afectaría un total de 350 hectáreas entre la Ciénaga, bosque primario y bosque secundario.  La tierra habitada por la familia Velásquez en la cabecera alta de Bijao desde 1996 ha sido una tierra de resistencia por la familia, que ha soportado la guerra, y ahora debido a la muerte de Juan Velásquez, líder y protector del territorio, el consejo ha llegado a delimitarla para ser entregada a parceleros, ajenos al territorio.

La tierra ha sido adjudicada ilegalmente por el representante del Consejo Mayor, Baldoyno Mosquera. 

Las acciones ilegítimas desconocen el Auto Proceso Medida Cautelar- Derechos Territoriales de junio de 2015, que fue ratificado en abril de 2018 por la Juez de Restitución de Tierras de Quibdó para garantizar el uso, goce y disfrute de los derechos territoriales y colectivos por las comunidades de Pedeguita y Mancilla. 

El representante ha aprovechado la violencia gestada por actores que operan bajo estrategias paramilitares con el fin de asegurar con el temor y pánico de la población, el agronegocio ilegal e ilegítimo en contra de la ley de comunidades negras y la ley ambiental.

El sábado 10 de agosto alias “Pica” integrante de los paramilitares de la AGC fue asesinado a eso de las 5:00 p.m. entre los parajes Cable del Acopio y Playa Roja, en la carretera que conduce de Belén de Bajirá a Ríosucio al Territorio Colectivo de Pedeguita Mancilla. 

A pesar de reclamaciones permanentes al gobierno y Estado colombiano no existe una licencia ambiental e informes por parte de las autoridades competentes sobre el desarrollo de dicho proyecto conocida por los afectados, ni tampoco se han implementado medidas para salvaguardar a la población ante la violencia paramilitar en el territorio. Se sigue asegurando hoy el despojo con el apoyo del gobierno nacional.

Bogotá D.C., 12 de agosto de 2019

Comisión Intereclesial de Justicia y Paz.

Leave a Reply